22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 15 de abril de 2017, 10:11

Tañarandy: Los Rojas y su homenaje a San Isidro labrador

De generación en generación, la familia Rojas tiene la misión de rendir homenaje a San Isidro Labrador a través del arte. No pudieron estar ausentes en Tañarandy 2017 donde aparecieron y sorprendieron a todos.

Por Saira Baruja - Enviada especial - Misiones.

San Isidro es patrono de los agricultores y, por ende, de muchos pobladores de la zona de Tañarandy.

Si bien la tradición fue arraigada en nuestro país con la llegada dee los españoles, que con la conquista trajeron la evangelización, en Paraguay muchos le tienen fe al santo.

Con mujeres vestidas de santas (incluida Santa María de la Cabeza, esposa de San Isidro), de campesinos y bueyes, los actores hicieron la entrada triunfal por la pasarela de Tañarandy este Viernes Santo.

Para los representantes de la familia Rojas, fue difícil precisar cuántos años hace que siguen con la tradición. Manifestaron que lo hacen desde que tienen uso de razón, porque ya lo hacían sus padres

"El 15 de mayo es el día de San Isidro y la procesión sale de la casa de los Rojas hasta la iglesia de Tañarandy, donde se le hace la misa", informó Héctor.

Anteriormente, se hacía la procesión con la imagen del santo en el barrio Resistencia, también de más barrios de San Ignacio, hasta la iglesia San Isidro de la localidad. Actualmente se redujeron kilómetros debido a la edad avanzada de los abuelos (los antecesores).

Lourdes Santacruz, Héctor Santacruz y Cinthia Rivas, su esposa, quien se unió al elenco familiar hace 10 años, no planean dejar esta actividad que se repite dos veces al año, e invitaron a todos a participar del santo ára el próximo mes.

Veinte mil velas en cáscaras de apepú y antorchas en estacas iluminaron el Yvága Rape, mientras que luminarias flotantes dieron vida a la laguna de la Barraca donde se expusieron tres cuadros vivientes.

El público expectante y ansioso copó la Barraca, generando problemas de organización a último momento. Sin embargo, la satisfacción con la que salieron del lugar, reflejada en los aplausos y algarabía, minimizó los pequeños desajustes.

Familias enteras disfrutaron un año más del arte, la historia, el talento y la fe de todo un pueblo que promete seguir sorprendiendo año tras año.