19 may. 2024

Venezolanos en Paraguay: Lucha y esperanza lejos de casa

De los 1.500 venezolanos que viven en Paraguay, el 95% son profesionales universitarios que, en su mayoría, se desempeñan en oficios. Ellos cuentan su historia. Algunos consideran que están en una tierra de oportunidades, mientras que otros solo esperan con ansias volver a su país y reencontrarse con los suyos.

venezolanos en Paraguay

Cancillería facilita el proceso para la residencia de hasta un año para venezolanos en Paraguay.

Foto: Sergio Riveros.

Desde el 2016, los venezolanos comenzaron a poner la mirada sobre Paraguay, eligiéndolo como destino para escapar de la crisis política y económica de su país. Por la experiencia que enfrentan, rechazan el Gobierno de Nicolás Maduro.

Actualmente, son cerca de 1.500 caribeños los que residen en territorio guaraní, confirmó a Última Hora el embajador venezolano David Olsen. Los migrantes se concentran en Encarnación, Departamento de Itapúa; Ciudad del Este, en Alto Paraná; y en Asunción, capital del país.

De los 1.500 venezolanos en Paraguay, el 95% son profesionales universitarios, pero muchos se dedican a oficios varios.

De los 1.500 venezolanos en Paraguay, el 95% son profesionales universitarios, pero muchos se dedican a oficios varios.

Foto: Sergio Riveros.

De este total, poco más de 1.200 forman parte de la Asociación de Venezolanos en Paraguay, desde donde entre connacionales se brindan apoyo, sin dejar de estar al tanto de lo que ocurre cada día en su hogar natal.

Gisifredo Guzmán, presidente de la organización, manifestó que, si la situación en su país sigue así en los próximos meses, el 2019 podría cerrar con 2.000 venezolanos más viviendo en Paraguay.

Lea también: Venezolanos en Paraguay repudian quema de camiones con ayuda humanitaria

En su caso particular, señaló que con su esposa llegaron hace dos años, y ya definieron que esta será la nación donde nacerán sus hijos y construirán su historia.

Venezolanos en Paraguay

“Mi esposa y yo pensamos nacionalizarnos en Paraguay, queremos hacer nuestra casa aquí, queremos quedarnos“, dijo.

Un amor sin fronteras

La venezolana Ana María Ramos y el paraguayo Felipe Ibarra se conocen desde hace tres años. Ambos formaban parte de una comunidad virtual de personas con discapacidad visual de toda Latinoamérica, donde constantemente los integrantes intercambiaban informaciones útiles.

Ana María y Felipe comenzaron con una relación virtual, pero hace dos años viven juntos en Paraguay.

Ana María y Felipe comenzaron con una relación virtual, pero hace dos años viven juntos en Paraguay.

Foto: Saira Baruja ÚH.

“En ese marco de asesoría que nos brindamos unos a otros conocemos gente de todo el mundo”, destacó Ana María a Última Hora. Así fue como una amistad luego se convirtió en algo más.

Felipe relató que, como en toda relación a distancia, llega un momento en el que se deben tomar decisiones y avanzar. Así lo consideró y, tomando en cuenta que la situación en la nación de su amada no era la más favorable, le ofreció vivir en este país subtropical.

“Ella aceptó, pero la planificación nos duró un año y medio”, agregó.

La humedad característica de este pueblo no la espanta, ya que, como comentó, no es muy diferente a Maturín, la ciudad donde nació.

La joven es profesora de inglés, traductora, músico profesional (cantante y ejecutante de oboe), amante de la guarania y el chipa guasu. Actualmente está sin trabajo y lleva ya dos años viviendo en Paraguay.

Nota relacionada: Venezuela acusa a EEUU de impulsar “feroz campaña” para derrocar a Maduro

Destacó que Paraguay no es un país que por lo general discrimine a las personas con discapacidad, pero lamentó que exista mucha desinformación y desconocimiento sobre cómo se desenvuelve y vive este sector.

Su objetivo personal actualmente es ayudar a que esta nación que la acogió con tanto cariño crezca en materia de inclusión social, lo que considera, es solo cuestión de brindar información clara y precisa.

En Paraguay, pero con el corazón en Venezuela

José Darío García llegó a Paraguay hace ocho meses. Lo recibió un día de invierno con 4 °C de temperatura, que ya lo asustó.

El invierno venezolano se caracteriza por lluvias, pero el termómetro no baja de 12 °C en la mayoría de las zonas. En cambio, en Paraguay la temperatura es más inestable a mitad de año; puede haber días cálidos, pero también de frío polar.

Darío, como le conocen sus más allegados, vino solo, triste y con el corazón en su tierra, donde están su esposa e hijas adolescentes de 16 y 14 años. No hay día que no lo abrace la añoranza.

José Darío García tiene dos hijas adolescentes a las que dejó en Venezuela.

José Darío García tiene dos hijas adolescentes a las que dejó en Venezuela.

Foto: Gentileza.

Eligió Paraguay porque lo conoció hace cinco años y resolvió que era aquí donde tendría la oportunidad de generar dinero y enviarlo a su familia. Reside en Asunción, es empleado de un comercio y, cuando puede, ayuda a otros venezolanos con el envío de remesas.

A diferencia de algunos de sus compatriotas, Darío no quiere pasar más tiempo en Paraguay, aunque aclaró que disfruta mucho la experiencia en tierra guaraní. “Soy un patriota y no considero estar tanto tiempo fuera de mi país. Si no tuviera a mis hijas estaría allá, luchando”, expresó emocionado.

Te puede interesar: Guaidó agradeció a Paraguay por acompañar lucha de Venezuela

Al principio pensaba en traer a su familia, “pero tengo esperanza de que esto se pueda solucionar lo antes posible”, dijo respecto a la situación que vive su querida Venezuela.

Aseguró que, mientras aguarda el momento de regresar a su casa, al lado de sus seres queridos, seguirá tomando tereré y degustando las comidas típicas paraguayas que más le gustan.

De PDVSA a una empresa en Luque

Marcos Lares es ingeniero en Petróleos y ex empleado de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), empresa con la que Paraguay tiene una millonaria deuda.

Él pisó suelo guaraní hace dos meses, mientras que su esposa, Mariluz Contreras, ingeniera en telecomunicaciones, y sus dos hijos: Luciano, de un año, y Gabriel, de 5, llegaron hace apenas dos semanas.

Desde hace un año, integrantes de la familia Lares fueron llegando a Paraguay y ya no planean volver a Venezuela.

Desde hace un año, integrantes de la familia Lares fueron llegando a Paraguay y ya no planean volver a Venezuela.

Foto: Gentileza.

La familia vive en la ciudad de Luque, donde él trabaja como gerente de una empresa de hidráulica y neumática. En su casa viven también sus padres, a quienes trajo hace poco tiempo.

En Paraguay también están su hermana, su cuñado y sus sobrinos, y pronto planea traer a sus suegros.

A diferencia de José Darío, en los planes de los Lares Contreras no está volver a Venezuela, a menos que sea por vacaciones.

Difícil decisión. Gabriel, el hijo mayor de la pareja, nació con discapacidad auditiva, retraso en el desarrollo psicomotor y sufre síndrome de West, por lo que los médicos le dieron una esperanza de vida de apenas seis meses. “Gabriel es un milagro de Dios”, destacó el orgulloso padre.

“Absolutamente todos los pasos y las decisiones que hemos dado en nuestra vida han sido en función de su calidad de vida”, explicó.

Decidieron salir de Venezuela cuando dejaron de conseguir los anticonvulsivos que el niño necesitaba consumir periódicamente. Las mismas medicinas que sí puede comprar en Paraguay.

En Paraguay, los padres de Gabriel encuentran las medicinas que el niño necesita consumir periódicamente.

En Paraguay, los padres de Gabriel encuentran las medicinas que el niño necesita consumir periódicamente.

Foto: Gentileza.

Para cuidar del pequeño, Mariluz decidió quedarse en casa, mientras que en sus ratos libres aprendió repostería, rubro al que se dedica ahora en Luque,

Embed

Para Marcos fue duro renunciar a PSVSA, ya que, como relató, trabajar en esta empresa fue el sueño que lo impulsó a estudiar ingeniería.

“Cuando me gradué metí mis papeles y me llamaron. Puse todo el empeño para que la industria de mi país floreciera, pero las decisiones políticas actuales hicieron de PDVSA una quiebra”, lamentó.

Considera que la mala administración de la petrolera fue lo que los llevó a tener hoy una situación económica que obliga a miles de venezolanos a emigrar.

Gisifredo Guzmán destacó que son pocos los venezolanos en Paraguay viviendo en la precariedad. La gran mayoría llegó con puestos de trabajo ya asumidos y otros los consiguieron rápidamente.

Entre encuentros y protestas, los venezolanos en Paraguay se brindan apoyo y ayuda constante.

Entre encuentros y protestas, los venezolanos en Paraguay se brindan apoyo y ayuda constante.

Foto: Saira Baruja ÚH.

Sobre las cualidades de Paraguay que los atrae y los invita a quedarse, destacó la libertad económica, la estabilidad y la amabilidad de su pueblo. “Paraguay es formidable, fantástico”, describió.

Actualmente, casi 4 millones de venezolanos viven fuera de su país. El principal motivo que dan los migrantes en el mundo es el fracaso del Gobierno de Maduro, el alto nivel de inflación y la falta de productos básicos.

Como un intento de salida a la problemática, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, se autoproclamó como presidente encargado, y este Gobierno fue reconocido por varios países del mundo como legítimo, entre ellos Paraguay.

Más contenido de esta sección
La Itaipú Binacional, en el marco de su aniversario número 50, realizó un recorrido especial para los medios de comunicación, con el objetivo de dar a conocer cómo opera una de las principales hidroeléctricas del mundo.
Si hay algo que las mapaternidades y personas cuidadoras se cuestionan constantemente es si están haciendo las cosas bien. La respuesta es clara, aunque aceptarla puede ser complicado: la realidad es que no se sabe. Para entender mejor de dónde surgen estas dudas y cómo manejarlas, decidimos consultar con una voz experta en psicología infantil, la licenciada Belén Espínola.
El acto de regalar es un gesto cargado de empatía y conexión. Más allá del intercambio de objetos, simboliza el aprecio y el reconocimiento de la otra persona. ¡Y cuánto más si se trata de obsequios con propósito, con cuya compra apoyamos una causa comunitaria! Conocé a Nuestras Manos, una tienda con valor social.
A Jorgelina Cabrera (69) la vida le dio el mandato de criar tres hijos, tres hijas, ocho nietos y cuidar a una madre (96) –en cama desde hace 13 años– durante 24 horas, 7 días a la semana. En el país, el trabajo doméstico no remunerado e invisibilizado representa una carga horaria de 28 horas semanales para ellas. ¿Quiénes cuidan a las que cuidan?
Esta tradicional feria del libro binacional se constituyó como un espacio de identidad cultural que aboga por la descentralización de las producciones y los y las escritoras. El intercambio activo que se da en este sitio contiene un gran valor sociocultural, y consiste en una apuesta que cada año se renueva, hacia la industria literaria regional.
Previo a la existencia del gran museo de ciencias del Paraguay, el MuCi, llega San Cosmos, un planetario digital de alta tecnología para apreciar la magnitud del universo a través de shows para todo tipo de público. El cofundador y presidente del MuCi, Dave Peery, nos comenta más sobre la realización de este proyecto de alta envergadura e importancia para la divulgación científica en el país.