Nacionales

Pudo abrazar a su madre biológica tras una espera de 43 años

Alida tenía solo nueve meses cuando quedó al cuidado de sus abuelos paternos, pero nunca perdió las esperanzas de conocer a su madre biológica. Ahora, con 43 años, pudo darle un abrazo a la mujer que la trajo al mundo.

Alida Esmeralda Urunaga tuvo que ser criada desde pequeña por sus abuelos paternos. Ella fue creciendo y se convirtió en toda una profesional, pero siempre tuvo curiosidad por saber sobre su madre, Mercedes Ferreira, a quien buscó afanosamente.

Su búsqueda se detuvo hace un mes, cuando su propia madre la contactó. El sueño de conocer a su progenitora estaba cada vez más cerca de concretarse.

Doña Mercedes, quien vive en la ciudad de Escobar, en Argentina, también la buscaba y hablaba con sus otros hijos sobre la hermana que tienen en Paraguay. Fue así que gracias a su yerno, la madre pudo localizar a Alida.

Lea más: Una mujer busca contacto con su madre, a quien no conoce

El encuentro se concretó alrededor de las 3.00 de este sábado en el aeropuerto Silvio Pettirossi, donde madre e hija se dieron un emotivo abrazo por primera vez luego de 43 años.

"Lo único que hicimos fue abrazarnos, no hubo palabras. No tuvimos ese tiempo para conversar y que me cuente cómo fueron las cosas", contó Alida, emocionada.

Alida es enfermera y trabaja en el Instituto de Previsión Social (IPS) de Concepción. La mujer, quien no ocultó la felicidad que sintió cuando vio el rostro de su madre, dijo que su progenitora se queda por una semana, pero ella no descarta la posibilidad de visitarla en el vecino país.

Dejá tu comentario