Nacionales

Petta y Ovelar sellan sus diferencias y abren nuevo conflicto en Educación

Una grave crisis en el Ministerio de Educación y Ciencias desató el fuego cruzado entre el ministro Eduardo Petta y su viceministra, Nancy Ovelar. Entre denuncias por supuestas irregularidades, más desacuerdos en el sistema de trabajo se divisa un ineludible quiebre entre las principales autoridades educativas.

La mecha está encendida y, al parecer, el cronómetro que detonará la bomba en el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) se descuenta aceleradamente. Un fuerte roce entre el ministro, Eduardo Petta, y la viceministra de Educación Básica, Nancy Ovelar, parece indicar que van por caminos separados.

Una excelente relación de la que en un principio pregonaba Nancy Ovelar al asumir el cargo se desvanece y todo apunta a un quiebre sin retorno entre ambas autoridades.

El plan de Gobierno que habían diseñado y las visiones en común que, supuestamente, compartían parecen estar afectadas por internismos, lo que podría dejar a uno de los dos fuera de la cartera de Educación.

Lea más: Petta revela irregularidades que salpican a marido de su viceministra

Ovelar fue una fuerte candidata para ser ministra de Educación, incluso, su nombre sonó para ese puesto en las conversaciones del presidente Mario Abdo Benítez. Sin embargo, finalmente el ex senador colorado se quedó con el cargo.

La disputa entre las principales cabezas educativas inició tras el anuncio de una investigación a la que será sometido José Carlos Gorostiaga, docente del MEC y esposo de la viceministra, quien estaría vinculado a uno de los consorcios contratados por el ente para las fiscalizaciones de obras en las escuelas.

La denuncia que selló la ruptura

Eduardo Petta reveló que Gorostiaga se desempeña como coordinador de uno de los lotes de obras y, además, formaría parte de la directiva de la firma, que lleva su mismo apellido: Ingser Gorostiaga XYZ.

Nota relacionada: Crisis en el MEC: Nancy Ovelar admite grave discrepancia con Petta

Además, el secretario de Estado agregó que los trabajos de construcción no fueron culminados aún y las empresas que fueron adjudicadas ya no quieren avanzar. Es más, exigieron cobrar un 20% más sobre el contrato establecido.

Ese porcentaje correspondería a USD 800.000 (G. 4.744 millones), que se sumaría al monto ya adjudicado de USD 3.567.705 (G. 21.000 millones).

Los reclamos no se hicieron esperar y la subsecretaria de Educación sacó a la luz una fuerte división con la máxima autoridad del MEC, pero que proviene desde hace meses. Admitió que su esposo es fiscalizador de obras, pero sostuvo que dicha actividad es compatible con la docencia.

Puede interesarte: Casañas Levi lamenta "penosa reacción" de Nancy Ovelar

Al margen de la polémica, Ovelar desnudó una serie de desacuerdos con el sistema de trabajo y el trato que recibe por parte de Petta. Comentó que el ministro le prohibió participar de actos en representación de la institución y afirmó que es ninguneada desde que asumió.

También cuestionó las investigaciones que se realizaron por supuesto planillerismo en la institución, cuya labor es llevada a cabo por el director de Anticorrupción, José Casañas Levi. Al respecto, dijo que hasta el momento no hay nada en concreto.

Petta le pidió madurar

Las declaraciones de Nancy Ovelar volvieron a tener respuesta de Petta, quien le sugirió a su viceministra madurar y mostrarse más flexible a la investigación abierta a su marido. Descartó que sea un conflicto de intereses y dijo no tener nada personal con la alta funcionaria.

"Sugiero que ella sea madura, que no se oponga a la investigación contra su marido. Que no desdibuje la imagen del MEC, porque no puedo decirle a Casañas Levi que pare la investigación para, primero, llegar a un acuerdo con Nancy Ovelar", acotó.

No obstante, consideró que si no está de acuerdo con el mecanismo de control y transparencia, ambos están "en caminos distintos".

No renunciará

Consultada sobre si renunciará al cargo tras la crisis que se desató en la entidad, Ovelar afirmó que no dejará su labor.

Lamento toda esta situación, pero yo voy a seguir trabajando como lo estoy haciendo. No puedo salir ante esta situación y dejar todo lo que empecé. No tengo por qué renunciar”, resaltó.

Anunció que ella y su familia están dispuestos a cualquier investigación porque viven de su trabajo y no cometieron ninguna irregularidad.

La pelea entre Nancy Ovelar y Eduardo Petta desata la primera crisis interna en el Gabinete Presidencial, que pondrá a prueba el liderazgo del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Dejá tu comentario