Nacionales

Libreros públicos, novedad que se busca expandir a todo el país

Los libreros públicos son una opción de la ciudadanía ante la falta de espacios para la lectura y consiste en donar y retirar libros. En las ciudades de San Lorenzo e Itauguá, la modalidad fue aplicada con buenos resultados.

Este domingo se inauguró el primer librero público en la Ciclovía de San Lorenzo, gracias a un grupo de jóvenes que consideran que la lectura es parte importante del crecimiento de la sociedad.

Diego Medina, uno de los impulsores, manifestó a NoticiasPy que la idea nació para contrarrestar la realidad que se vive a nivel local y como una alternativa ante la falta de una biblioteca pública en la ciudad.

“Que cada sanlorenzano pueda tener acceso a un libro. Aprovechamos que sea cuando vienen a ejercitarse a la ciclovía y que también puedan ejercitar la mente”, expresó.

Rubén Lugo, otro de los impulsores, comentó que la idea es que los que retiran un libro también lo puedan donar, y que sean los propios pobladores quienes se encarguen del cuidado de estos espacios.

Esta iniciativa también es desarrollada en la ciudad de Itauguá, donde la idea comenzó dentro de una empresa y posteriormente se extendió a las calles. Actualmente hay libreros frente a la Municipalidad y en una de las plazas más grandes de la comuna.

Carmens Cops, propulsora y donante de las primeras casitas de madera donde se guardan los libros, recordó que en un viaje a Canadá se percató de que estos espacios eran comunes, en cada parque había uno, y lo replicó a su regreso al país.

libreros públicos
Las plazas son uno de los sitios elegidos para instalar los libreros públicos.
Las plazas son uno de los sitios elegidos para instalar los libreros públicos.

“Leer te ayuda a cambiar el humor, desarrolla la creatividad, podés conocer la vida de otra gente a través de las biografías”, destacó.

Recordó que tras la colocación de las primeras casitas, se acercaron a ellas pobladores de la Compañía 23 de Abril de Itauguá, quienes pidieron su colaboración para implementar el mismo sistema, y de esa manera dar énfasis al nombre de la localidad.

Los ideólogos esperan poder replicar la idea en más localidades del país, en cada barrio, en cada plaza, que cada espacio público sea un lugar donde habite la lectura.

Los que quieran donar libros para estos espacios pueden acercarlos directamente, en el caso de San Lorenzo; y para aportar a los de Itauguá, los materiales se pueden acercar hasta una ex fábrica de insecticidas, ubicada en el barrio Sajonia de Asunción, sobre la calle Gobernador Irala, al lado del Sanatorio Español.

Dejá tu comentario