30 may. 2024

La Cancillería, fundamental en nuestra defensa

En un mundo cada vez más interconectado donde las fronteras físicas se difuminan y las relaciones internacionales se tornan más complejas, la Cancillería Nacional se erige como un actor clave para la defensa de los intereses del Paraguay. Si bien su función tradicional se ha asociado con la diplomacia y la política exterior, su rol ha evolucionado para abarcar un espectro más amplio, incluso asumiendo funciones que antes eran exclusivas de las fuerzas armadas.
En la actualidad, nuestra Cancillería se ha convertido en un bastión para la protección de los derechos de nuestro país en diversos frentes. A través de la negociación, la cooperación y la promoción de la imagen del país.

La diplomacia, herramienta primordial de la Cancillería, se ha transformado en una poderosa arma para defender los intereses del Paraguay en el escenario internacional. A través del diálogo y la búsqueda de soluciones pacíficas. La Cancillería previene conflictos, resuelve disputas y asegura la participación activa del país en organismos internacionales y foros multilaterales. Un ejemplo claro es su papel en el conflicto por el “peaje” en la Hidrovía Paraguay-Paraná.

También juega un rol crucial en la protección de los ciudadanos paraguayos que se encuentran en el exterior. Ya sea brindando asistencia consular en caso de emergencias o asegurando sus derechos laborales y migratorios. Vela por el bienestar de los connacionales más allá de las fronteras.

Otro aspecto fundamental es la promoción de la imagen país en el extranjero junto con el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) y otras instituciones públicas y gremios. A través de campañas estratégicas de comunicación y, la participación en eventos culturales y comerciales dentro de sus posibilidades presupuestarias. Además, colabora activamente en el posicionamiento del país como un actor relevante en el ámbito internacional, atrayendo inversiones, fomentando el turismo y potenciando las relaciones bilaterales.

En un escenario donde las amenazas trascienden las fronteras nacionales, la cooperación internacional se vuelve indispensable para garantizar la seguridad. El trabajo de esta institución del Estado, de manera conjunta con otros países e instituciones internacionales para combatir el crimen organizado, el terrorismo y otras amenazas que ponen en riesgo la seguridad global.

Un país sin litoral, y en un mundo globalizado donde los conflictos comerciales y sociales son cada vez más frecuentes, precisa dotar a su Cancillería de los recursos necesarios. Es una inversión en el futuro económico del Paraguay, garantizando su prosperidad, competitividad y el bienestar de su gente.

Más contenido de esta sección