Nacionales

Jueza ratifica prisión preventiva de imputado por agresión a Benjamín Zapag

La jueza penal de Garantías Cinthia Lovera ratificó en la tarde de este jueves la prisión preventiva para Marcello Fretes, uno de los imputados por la agresión a Benjamín Zapag en una discoteca de la ciudad de Asunción.

La jueza Cinthia Lovera manifestó a NPY que, a su criterio, sigue vigente el peligro de fuga y de obstrucción a la investigación; por lo tanto, resolvió este jueves mantener la prisión preventiva para Marcello Fretes, imputado por la agresión a Benjamín Zapag, hijo del ex presidente de Cerro Porteño Raúl Zapag.

"Realmente los argumentos que se mencionan o que se expresan, y que hacen al fondo de la cuestión, son propios de análisis de otro tipo de audiencias, no de una audiencia de revisión. En esta audiencia lo que hay que ver es si se ha desacreditado el peligro de fuga y el peligro de obstrucción y esas son las circunstancias que el Juzgado ha hecho el análisis y con lo cual ha confirmado esta prisión", expresó.

Lea más: Benjamín Zapag cuenta quién le pegó y todo lo sucedido en disco de Asunción

La magistrada confirmó que tanto Marcello Fretes como Héctor Grau, el otro imputado en la causa, siguen con prisión preventiva en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú.

Por su parte, Sara Parquet, abogada de Marcello Fretes, manifestó que la decisión de la jueza es "lo más injusto que vio en muchos años de ejercicio profesional", porque lo más difícil en el ejercicio de la defensa es lograr que un fiscal se allane a una cuestión como esta.

Mencionó que el fiscal Juan Carlos Ruiz Díaz no se opuso a que Fretes pueda ser beneficiado con la prisión domiciliaria, "viendo toda la abrumadora cantidad de documentos, pruebas y testimonios que se agregaron a la carpeta fiscal".

Nota relacionada: Jueza admite la imputación de rugbistas por agresión al hijo de Raúl Zapag

La abogada afirmó que si la magistrada piensa que hay un peligro de fuga y de obstrucción puede prever que su cliente tenga un control aleatorio o permanente en su domicilio.

"Lo que menos se quiere aquí hacer, y menos después de la declaración de Benjamín Zapag, es no someternos al procedimiento; al contrario, lo que más queremos es que esto se acabe lo antes posible y estamos pidiendo que se realicen diligencias", expresó Parquet.

Le puede interesar: Médico compara agresión a hijo de Zapag con una pala o martillo

La abogada mencionó que como anteriormente la jueza había dicho que no era suficiente la fianza penal que habían presentado, en esta ocasión presentaron tres inmuebles con tasaciones y condiciones de dominio que hacen a más de G. 1.200 millones, más la fianza personal de una persona solvente; sin embargo, “nada de eso fue considerado”.

Por último, dijo que Benjamín Zapag desvinculó a su cliente de la agresión y eso "era suficiente para haber tenido la medida cautelar menos gravosa" y que analizará qué medidas tomará al respecto.

Más detalles

En su declaración ante el Ministerio Público, el joven Benjamín Zapag aseguró que fue Héctor Grau quien lo golpeó y que Marcello Fretes fue quien le gritó e inició la gresca.

Según el relato de la víctima, alrededor de las 3:00 de la madrugada del pasado 6 de noviembre ingresó solo al baño del bar Morgan de Asunción y, cuando estaba por salir, un hombre “con barbita” que estaba recostado en la pared interior al lado de la puerta del baño lo interceptó y le gritó.

“Me grita ‘ahh’ y le pregunto ‘qué pasa’, con la intención de saber por qué me gritó de esa manera y me vuelve a gritar ‘ahh’, ambos gritos con tono amenazante. En ese momento recibí golpes de puño en la cara de una persona que no era quien me gritó”, aseveró.

Lea más: Fiscalía imputa a un tercer joven en causa por agresión a Benjamín Zapag

En otra parte de su testimonio, Benjamín Zapag destaca que hasta ese momento no conocía a ninguno de los involucrados en el caso, pero que posteriormente se enteró de que la persona que le gritó fue Marcello Fretes y que quien le pegó fue Héctor Grau.

En el marco de la investigación, el fiscal Juan Carlos Ruiz imputó por coacción a una tercera persona identificada como José Samir Samaniego, alias Sama.

Al joven se le atribuye la conducta de haber coaccionado a testigos que vieron el momento de la agresión. Supuestamente impidió que se alerte a los guardias de la discoteca Morgan y posteriormente los amenazó para que no hablen.

Dejá tu comentario