Nacionales

Indagan posible encubrimiento a policía imputado por intento de feminicidio

A la fiscala Ana Girala no le convence la declaración de la mujer baleada, que alega un intento de suicidio en defensa de su esposo imputado por tentativa de feminicidio. La investigadora sospecha de un encubrimiento en el que podrían estar involucradas más personas.

Andrea Francisca Gómez de la Fuente se encuentra en recuperación en el Hospital Rigoberto Caballero, desde donde fue entrevistada de forma exclusiva por NoticiasPy, luego de ser sometida quirúrgicamente por una herida de arma de fuego.

A pesar de que la prueba de parafina dio positivo en su esposo, el suboficial Asunción Aguilar Vázquez, y negativo en ella, la víctima coincide con la versión de su pareja, quien había asegurado que ella quiso quitarse la vida y que él la auxilió.

Basada en la prueba de nitrito y nitrato, la fiscala Ana Girala imputó al policía por intento de feminicidio y dispuso su detención. Si bien, la mujer dijo desde un principio que ella quiso sacarse la vida, la Fiscalía habla de pruebas contundentes contra el uniformado.

Andrea Gómez insiste en que su marido es inocente. Indicó que él no tiene nada que ver con lo que sucedió y explicó que, en un momento de “locura y depresión”, ella tomó el arma del uniformado y se disparó en la zona del abdomen.

“Fue una decisión que yo tomé. A mí me agarró depresión, por los problemas económicos y otros problemas. Estábamos sentados y hablando. Él me dijo para llevarme al hospital porque me sentía mal. Yo sabía dónde estaba el arma. Abrí la valijera del auto y saqué el arma de la mochila. Él me vio y me quiso atajar, antes que se me acerque todo, yo ya disparé”, aseguró.

Según este relato, el policía se asustó cuando se produjo el disparo y agarró el arma. “Por eso dio positivo la parafina”, justificó la mujer.

Pruebas científicas contradicen la versión

La fiscala Ana Girala aseguró a Última Hora que cuenta con elementos suficientes para sostener que el uniformado disparó el arma. Explicó que dio positivo a la prueba de parafina en todos los componentes de la pólvora.

Relacionado: Policía dispara a su esposa y es imputado por intento de feminicidio

Con respecto a la versión de la víctima, quien dijo que en el hospital le limpiaron las manos y que por ello no tiene rastros de pólvora, la fiscala dijo que es poco probable que la mujer sepa lo que le hicieron en el centro asistencial, ya que tenía una herida grave y fue anestesiada para la cirugía.

Agregó que, incluso ante una limpieza, es poco probable que los resultados de la prueba de nitrito y nitrato sean alterados. “Tengo que pedir informes técnicos al respecto”, dijo.

La agente del Ministerio Público dijo, además, que en un principio el suboficial Asunción Aguilar dijo que la mujer estaba sola en el patio, mientras que ella dice que estaban juntos cuando ella, supuestamente, se disparó.

“No sé si se pusieron de acuerdo, pero las pruebas científicas contradicen la versión. Aún no pude hablar con la mujer y ningún familiar de ella se presentó”, remarcó.

Ana Girala adelantó que pedirá un estudio victimológico para que psicólogos del Ministerio Público determinen si la mujer fue coaccionada a mentir y si forma parte de un circulo de violencia sistemática.

Si bien se registran casos en los que la propia mujer retira la denuncia por violencia en contra de su pareja, la Fiscalía tiene la obligación de llegar al final de la investigación. En este suceso, todavía falta determinar si hay antecedentes de maltratos.

Te puede interesar: Violencia contra mujer: Proceso debe seguir aunque se retire la denuncia

El caso

Todo ocurrió en la noche del domingo, durante un encuentro familiar en la casa del padre del suboficial identificado como Asunción Aguilar Vázquez (34), quien supuestamente hirió con un arma de fuego a su esposa, Andrea Francisca Gómez de la Fuente (26).

El uniformado, primero, llevó a la mujer hasta la Comisaría 54 Central de San Lorenzo y denunció el hecho como un intento de suicidio; luego la trasladó hasta el Hospital de Calle'i, de donde fue derivada al Hospital de Policía Rigoberto Caballero. Allí fue sometida una cirugía en la zona intestinal, y ahora se recupera favorablemente.

El uniformado está detenido y será llevado hasta el Juzgado de San Lorenzo, luego de haberse negado a prestar declaraciones ante el Ministerio Público. Está imputado por intento de feminicidio.

Dejá tu comentario