Nacionales

Hermano de jueza: "El crimen truncó la vida de quien pudo ser una de las mejores juezas del Paraguay"

Unos de los hermanos de la jueza fallecida de Hernandarias, Diana Eveline Mereles Duarte, escribió una conmovedora carta describiendo las grandes cualidades de su hermana. Lamentó lo mucho que la magistrada se esforzó por estar en el cargo, donde finalmente le quitaron la vida.

A través de su cuenta de Facebook, Wilder Mereles, hermano de la jueza asesinada Diana Eveline Mereles Duarte, contó sobre la larga trayectoria de su hermana, de sus renuncias por lograr el sueño de convertirse en magistrada, cargo que ocupó solo por algunos meses.

Entre las conmovedoras líneas, Wilder señaló que el crimen ocurrido este sábado “truncó la vida de la que podría haber sido una de las mejores juezas del Paraguay, a mano de quien debía ser aliado en la defensa de su vida, un guardia del Poder Judicial”.

Su hermano mayor la recordó con habilidades artísticas en la danza, el canto, la actuación y hasta jugando fútbol. También contó sobre su capacidad de dirección y cuidados hacia sus hermanos menores, así como su paso en el servicio de la Iglesia como monaguilla.

Nota relacionada: Asesinan a jueza en Hernandarias

“De grande quisiste ayudar a los demás y querías ser médica y que por ironía del destino aún se descubrían los pañales de esta carrera en Ciudad del Este, pero no te desanimaste y quisiste seguir leyes porque estabas segura de que ahí también podrías hacer un gran trabajo por los más necesitados”, expresó.

Su hermano aún guarda en su memoria el día de la graduación de su hermana, “con lágrimas y mucho amor propio, sin privilegios o ayudas amañadas, te mereciste cada logro y aun así querías demostrar que podrías ser mejor. Te encantaban las leyes y más aún ayudar a los más oprimidos, nunca pusiste énfasis en lo económico a cambio de tu saber”, comentó.

Wilder también enfatizó que la magistrada nunca priorizó su descanso o escatimó esfuerzo para ayudar a sus colegas y resolver casos. Sin embargo, su trabajo tampoco le quitó el mérito de ser una buena mamá.

También puede leer: Imputan a principal sospechoso de crimen de jueza

“Pero faltaba algo más, luchaste incansablemente para alcanzar el sueño de llegar al lugar donde sí podrías impartir la justicia como siempre soñaste, de una manera imparcial, sencilla, y profesional, libre de prejuicios y sin dobles intenciones en su ejercicio”, apuntó.

Agregó que para llegar hasta ese lugar hizo varios intentos, concursos, viajes a Asunción y las ausencias que debían soportar su hijo y toda su familia.

“Siempre faltaba un poco más, no eran suficientes los cursos o posgrados para aumentar los puntajes, faltaba lo principal 'el factor político', dicho de otra manera la bendición del padrino de turno. Pero finalmente se dio y aquel sueño que tanto perseguiste se cumplió, has llegado al lugar donde debías estar, por fin los cursos, los posgrados y todo sacrificio tuyo y de toda tu familia tuvo sus frutos”, señaló.

Lea más en: Dos mujeres acompañaban presuntamente al guardia poco antes de asesinato de jueza

Aseguró que su hermana era una abogada y magíster con suficientes méritos para ser jueza y que se había preparado durante toda su vida para impartir justicia. No obstante, dijo sentir una gran tristeza ya que su mayor premio significó un camino a la desgracia.

“Hermanita, con tu partida nos has dado una gran lección, dejaste el mundo terrenal para convertirte en una verdadera Mártir en la lucha por la verdadera justicia en el Paraguay, luchaste con garras, sin importar lo fuerte o embustero que haya sido tu agresor”, reprochó.

El hermano de la jueza de Hernandarias también pidió a los usuarios de las redes sociales no opinar sin conocer la vida de las personas. “Diana fue hija, madre, esposa, profesora nivel medio, universitario y finalmente llegó a jueza con méritos propios y su único pecado fue querer hacer cumplir la ley. Te vamos a extrañar”, concluyó.

La jueza Diana Eveline Mereles falleció por traumatismo de cráneo, luego de ser golpeada con una piedra en la cabeza, que le produjo pérdida de masa encefálica. Además, los investigadores encontraron el cadáver con el cuello envuelto con un pedazo de cable.

Entretanto, el guardia de seguridad Wilson Miguel Scappini Villalba fue imputado por el Ministerio Público, luego de haber sido detenido como supuesto responsable del homicidio de la magistrada.

Dejá tu comentario