21 feb. 2024

Groenlandia

Desde 1970 el aire de Groenlandia se fue calentando el doble de la media mundial. Eso hizo que el hielo se empiece a derretir y a ser sustituido por plantas y, lo que es peor, que el proceso de calentamiento -y sus consecuencias- se aceleren rápidamente.
Groenlandia registró en los últimos días un deshielo “masivo” y temperaturas récords en el este de esta isla situada en el Atlántico Norte, según los últimos datos registrados por científicos daneses.
Un equipo de geólogos cree que Islandia podría ser una parte expuesta de lo que sería un enorme continente que se hundió en el norte del océano Atlántico hace 10 millones de años.
Investigadores de la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología Marinas y de la Tierra (JAMSTEC) lograron registrar por primera vez la velocidad de nado del tiburón dormilón del Pacífico (Somniosus pacificus), un ejemplar muy difícil de ver.
Los glaciares del mundo se están derritiendo a un ritmo récord por el calentamiento global, ya que han perdido una media de 267.000 millones de toneladas de hielo al año desde 2000, según un estudio publicado en la revista Nature.
La Tierra, en sus inicios, estuvo casi fundida en un gran océano de magma, del que un grupo de expertos ha encontrado evidencias conservadas en la química de antiguas rocas de Groenlandia, según un estudio que publica Science Advances.
La velocidad a la que el hielo está desapareciendo en todo el planeta se está acelerando, según una investigación que publica este lunes la revista The Cryosphere.
Groenlandia sufrió el año pasado una de las peores pérdidas de la capa de hielo, que se redujo en miles de millones de toneladas, pero no fue solo por el aumento de la temperatura, sino que también influyó la presencia de unos cielos excepcionalmente despejados que dejaron pasar más luz solar.
Científicos del programa OMG (Oceans Melting Greenland) de la NASA, que se encontraban investigando el desprendimiento de un hielo de gran tamaño en Groenlandia, se encontraron con un lago de agua tibia en pleno glaciar.
Drones captaron imágenes que muestran fracturas y una creciente inestabilidad en el manto de hielo de Groenlandia, el mayor contribuidor al aumento de los niveles del mar, según un estudio publicado este lunes por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, prometió no instalar una de las Torres Trump en Groenlandia, luego de admitir interés estratégico en la compra de la isla, que depende políticamente de Dinamarca.
La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha afirmado que Groenlandia, territorio autónomo de Dinamarca, no está en venta, en alusión al interés demostrado en su compra por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
El presidente estadounidense, Donald Trump, admitió este lunes que Groenlandia es estratégicamente interesante para su país, pero aclaró que no es un tema prioritario.
El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, aseguró este domingo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiere “echar un vistazo” a una posible compra de Groenlandia, y destacó que Dinamarca, de la que esa isla depende políticamente, es un “aliado”.
Los fenómenos extremos recientes en el Ártico, con altas temperaturas, sequía y aceleración del deshielo, preocupan a los expertos, que apuntan a la alarmante evolución en los últimos años y la vinculan con el cambio climático.
Una foto tomada por un investigador del Instituto Meteorológico Danés (DMI) en el noroeste de Groenlandia que alerta sobre la situación del deshielo en el Ártico se ha hecho viral en las últimas horas por su impacto.
Groenlandia podría comenzar a exportar arena, en una inusual consecuencia positiva del calentamiento global que está derritiendo la vasta capa de hielo de la isla y dejando grandes cantidades de sedimentos al mar, dijeron científicos el lunes.
El derretimiento de las capas de hielo en la Antártida y Groenlandia puede tener efectos indirectos en el sistema climático global, provocando un clima más variable, según un estudio publicado en la revista científica Nature.
El hielo de Groenlandia se está derritiendo más rápido de lo que los científicos pensaban y, de hecho, el ritmo de pérdida de hielo se ha cuadruplicado desde 2003, lo que podría acelerar la subida del nivel del mar, según una investigación publicada este lunes.
Groenlandia ha aprobado esta semana un polémico plan para ampliar su red aeroportuaria y atraer así turismo internacional, la mayor inversión pública en su historia y con apoyo económico directo de Copenhague para alejar a China del Ártico.