Nacionales

Delincuentes roban G. 27 millones de una despensa de Limpio

Dos delincuentes ingresaron este jueves a una despensa en la ciudad de Limpio, de donde se llevaron G. 27 millones, que era ahorro de la propietaria.

Agentes de la Policía Nacional de la Subcomisaría 4ª Central, Villa Jardín, intervino en un hecho de robo agravado ocurrido a las 10:30 aproximadamente de este jueves, en el interior de la despensa Nelsito y Noela, ubicada en el barrio Villa Aurora, en la ciudad de Limpio, Departamento Central.

Resultó víctima la propietaria del comercio, identificada como Esmilde Maribel Duarte Paniagua, de 53 años, a quienes los delincuentes le despojaron la suma de G. 27 millones que tenía ahorrado.

Los autores del hecho fueron dos hombres quienes se movilizaban a bordo de una motocicleta, cuyo conductor tenía puesto un casco y el acompañante era de contextura robusta, de cutis blanco, que vestía un pantalón tipo jeans, con campera de color oscuro y kepis.

https://twitter.com/npyoficial/status/1573050666423042049

La víctima mencionó que los hombres llegaron al lugar simulando ser clientes. Primeramente pidieron lácteos y posteriormente uno de ellos sacó un arma de fuego de su cintura, intimidando a la mujer para que le entregue el dinero que tenía guardado.

La mujer le manifestó al sujeto que no tenía dinero. Sin embargo, los delincuentes le manifestaron que ellos manejaban la información que si tenía dinero.

Posteriormente, le acompañaron a la víctima hasta su dormitorio, en donde le entregó G. 27 millones, el cual era sus ahorros que tenía guardado en el ropero de la caja fuerte.

"Pasé un momento de terror. Me asaltaron, me encañonaron y me llevaron en la pieza 15 minutos. Ahí me apretaron con la pistola y me pidieron plata. Me dijeron: 'tenemos información de que manejas mucha plata'. Yo le dije (a los sujetos) que no tenía y me dijeron que sí tengo y que si no les daba, le iban matar a mi hija", expresó en conversación con NPY.

La mujer comentó que en el interior de la despensa estaba un cliente quien también fue encañonado por los delincuentes, quienes lo colocaron en el suelo.

Entre lágrimas, la señora aseguró que tiene miedo y que ya no va a poder trabajar más. Pidió a las autoridades que hagan justicia y seguridad ante el caso.

Los desconocidos se dieron a una precipitada fuga y se encuentran con paradero desconocido.

Dejá tu comentario