22 abr. 2024

Carencia de tecnologías y radares propician descontrol del tráfico aéreo

Diez extranjeros fueron detenidos en un operativo en un hangar ubicado en zona de Sierra León, del Departamento de Alto Paraguay. También se incautaron de una avioneta y armas de grueso calibre.

La falta de equipamientos tecnológicos como radares y otros dispositivos de seguridad propician el descontrol del tráfico aéreo en las zonas del Chaco paraguayo y en el Norte del país, por lo que esa vulnerabilidad beneficia a las organizaciones criminales para sobrevolar con avionetas de manera ilegal en ese sector y así transportar importantes cargas de drogas que son descargadas en pistas de aterrizajes clandestinas escondidas en las zonas boscosas.

Estos cargamentos ilícitos posteriormente son enviados vía terrestre al Brasil o cargados en puertos fluviales para ser transportados en contenedores con destino a países de Europa, generando ganancias siderales de dinero a las estructuras narco.

Las autoridades señalan que para realizar un combate frontal y efectivo a estos tipos de vuelos de avionetas de manera ilegal en territorio nacional, se necesitan de mayor inversión en tecnologías para proteger y vigilar el tráfico aéreo civil y militar en la gestión del tránsito aéreo.

Pese a la falta de tecnología, ayer, durante un procedimiento realizado por la Fiscalía y la Policía Nacional se logró la detención de seis hombres de nacionalidad brasileña y cuatro bolivianos, en el interior de un hangar situado en la colonia Sierra León, en el Departamento de Alto Paraguay.

Durante el operativo también se incautó de una avioneta de la marca Cessna, modelo Centurión II, de color blanco con rojo, dos fusiles AR-47, dos motos, nafta de aviación, un generador de mucha potencia y teléfonos celulares, detalla el informe.

en todos lados. Sobre el procedimiento, el ministro del Interior, Enrique Riera, alabó la labor policial y se jactó del despliegue de los uniformados a lo largo del país. “La Policía es extraordinaria y está en todos lados”, afirmó el ministro, teniendo en cuenta que el hangar allanado está ubicado en la frontera con Bolivia a unos 150 kilómetros de lo que era la cárcel Lagerenza, pegado al Parque Cerro Cabrera.

“Cuando le sacamos el lustre, podemos sacar lo mejor y daremos un salto”, resaltó el secretario de Estado.

operativo. El fiscal Andrés Arriola, quien encabezó el procedimiento, detalló que las investigaciones del hecho se inició tras una denuncia sobre la existencia de una pista clandestina de aterrizaje que estaba a cargo de supuestas bandas del crimen organizado, que estaban operando en la zona fronteriza con Bolivia.

“Ingresamos a un hangar, encontramos un avión y detuvimos a 10 personas, 6 brasileños y 4 bolivianos. Hay armas largas, motos y toda una infraestructura. Estamos buscando sustancias prohibidas”, dijo el agente fiscal.

Además, detalló que tuvieron que caminar 14 kilómetros en medio del bosque para llegar hasta el establecimiento. También destacó el despliegue de la operación y que no se haya filtrado datos. “El operativo no tiene nombre alguno, vinimos apenas obtuvimos la información para evitar filtraciones y fugas. Las personas detenidas serán llevadas a Asunción y pediremos cooperación internacional para identificarlas”, señalo.

Más contenido de esta sección
El juicio oral por el caso de la firma Insumos Médicos SA (Imedic), por los medicamentos oncológicos, inició ayer en Tribunales. La defensa de la acusada Patricia Ferreira solicitó excluir a 78 testigos presentados por la Fiscalía, porque nunca declararon ante el fiscal y no se sabe qué van a decir en la audiencia.
Vecinos del barrio modelo San Francisco de Zeballos Cué aseguran que en reiteradas veces se denunciaron los puntos de venta de droga en la zona, que propician el aumento de la inseguridad.
Flagelo. Los vendedores de drogas se ubican estratégicamente cerca de los centros educativos y utilizan como delivery a menores.
Familiares, amigos y pobladores de Filadelfia dieron ayer el último adiós al joven estudiante de 16 años, Óscar Efraín Estigarribia, que fue asesinado de una puñalada cuando iba camino a su colegio.
El tío del estudiante de 16 años, asesinado durante un asalto cuando iba camino a su colegio, en Filadelfia, con mucho dolor lamentó que una joven vida se haya truncado en manos de la inseguridad.