Nacionales

Cancillería analiza con su par de Brasil propuesta para reactivar el comercio fronterizo

La ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, informó este jueves que la Cancillería se encarga de analizar con sus pares del Brasil los planes de reactivación del comercio fronterizo. Esto aparentemente por un impasse con el vecino país a raíz del cierre de frontera.

Varios ministros del Ejecutivo se reunieron este jueves con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, para explicar sobre los avances en cuanto al plan de reactivación económica para la frontera.

En ese sentido, la ministra Liz Cramer explicó en conferencia de prensa que por el momento, no se considera aún una apertura de las fronteras, por lo que el comercio en la zona deberá aplicar distintas vías para reactivar el movimiento económico.

“En cuanto al comercio fronterizo estuvimos trabajando toda esta semana con las ciudades fronterizas y con pares de los diferentes países. Hemos trabajado en bajar algunos costos operativos con la Dinac y en algunos aranceles de 78 productos”, adelantó.

La secretaria de Estado explicó también que ya se tiene listo un protocolo de e-commerce y una propuesta de entrega en cada una de las ciudades fronterizas. No obstante, esta propuesta fue remitida a la Cancillería Nacional a fin de que puedan negociar con sus pares de Brasil para habilitar esta medida excepcional.

“La Cancillería está trabajando con los pares de Brasil para darle una mirada excepcional y como medidas temporales ya que durante la pandemia se requiere salir de las vías tradicionales. Ya presentamos el plan operativo a nuestros pares y esto está siendo evaluado”, refirió.

Lea más: La Receita trunca plan del Gobierno para reactivar el comercio fronterizo

Cramer mencionó que se aguarda la postura de los países vecinos de manera a avanzar en el nuevo mecanismo de frontera.

En ese contexto, el canciller Antonio Rivas, recibió este jueves al embajador del Brasil, Flavio Damico, a fin de tratar nuevas alternativas de intercambio comercial.

La negociación por parte de la Cancillería se daría, aparentemente, a raíz de que la Receita Federal brasileña anunció, a través de una nota fechada el 16 de junio, que durante el tiempo de pandemia queda sin efecto la cota de compras de USD 500 que regía para Paraguay.

En ese sentido, el vecino país advirtió que cualquier ciudadano brasileño que sea descubierto con productos adquiridos dentro del territorio paraguayo sufrirá el decomiso de sus mercaderías y será pasible de una fuerte sanción.

La decisión del Gobierno brasileño, de sancionar a los ciudadanos que compren en nuestro país y reciban la compra por delivery se da al tiempo en que se aprobó el protocolo paraguayo de seguridad para el comercio fronterizo, por lo que el mismo quedará momentáneamente sin poder ser aplicado, por lo menos hasta que se solucione el impasse a nivel de ambos gobiernos.

Dejá tu comentario