Nacionales

Caen sospechosos del crimen de guardaparques en Caazapá

Luego de más de un año, la Policía Nacional logró este miércoles la detención de tres hermanos sospechosos del homicidio de dos guardaparques, registrado en el año 2018 en la reserva natural Tapyta, en San Juan Nepomuceno, Departamento de Caazapá.

Los detenidos fueron identificados como Robert Alcaraz González, de 45 años; Braulio Alcaraz González, de 28 años, y Arnaldo Ramón Alcaraz González, de 37 años, quienes fueron capturados en la compañía 22 de Mayo, en el distrito de San Juan Nepomuceno, en el Departamento de Caazapá.

Los hermanos ya habían sido imputados por homicidio doloso en setiembre de 2018 y fueron declarados en rebeldía, porque estaban con paradero desconocido.

El procedimiento fue realizado por agentes de Investigación de Caazapá, quienes lograron ubicar a los sospechosos, que ya contaban con órdenes de captura desde el 21 de agosto de 2018 por el asesinato de los guardaparques Rumildo Toledo y Artemio Villalba.

Lee más: Fiscalía imputa a 5 personas por la muerte de dos guardaparques

A partir de las 15.00 de este martes, los agentes policiales, a cargo del comisario Nicolás Cardozo, incursionaron en la mencionada compañía, en donde ubicaron una vivienda rural de madera donde presumiblemente se encontrarían ocultos los buscados, según el informe del Departamento de Investigación de Caazapá.

tapyta.jpg
El hecho ocurrió el 18 de agosto en la reserva Tapyta, de la fundación Moisés Bertoni. Imagen ilustrativa:
El hecho ocurrió el 18 de agosto en la reserva Tapyta, de la fundación Moisés Bertoni. Imagen ilustrativa:

Posteriormente, en horas de la madrugada de este miércoles, se montó vigilancia en la vivienda aguardando orden de allanamiento y, siendo las 8.00, se presentó en la sede policial el abogado Adan Joel Arévalos Ledesma, quien manifestó ser el defensor de los hermanos.

Nota relacionada: Asesinan a guardaparques en reserva de Caazapá

El letrado expresó a las autoridades su intención de presentar a sus defendidos para evitar el allanamiento, porque ya tenía conocimiento de que la casa estaba vigilada y que se aguardaba la autorización judicial para ingresar.

Finalmente, se llegó a un acuerdo y siendo las 9.30 se procedió a la detención de los sospechosos tras entregarse a las autoridades. La investigación está a cargo del fiscal Carlos Mercado.

El caso

El caso ocurrió el 18 de agosto en el interior de la reserva natural Tapyta, ubicada en la compañía Corazón de María, de San Juan Nepomuceno, Departamento de Caazapá.

De acuerdo con la investigación fiscal, los imputados, aparentemente, estaban cazando en el lugar, cerca de un arroyo. Los guardaparques Rumildo Toledo, Artemio Villalba y Felipe Nery Chávez se acercaron hasta la zona.

Te puede interesar: Muere segundo guardabosques víctima de cazadores en Reserva Tapyta

Dos hombres que fueron sorprendidos se tiraron al arroyo para escapar y los guardias hicieron disparos intimidatorios al aire. Pero luego, desde el otro lado del cauce, salieron cuatro hombres, quienes dispararon contra los trabajadores.

Artemio Villalba.jpeg
El guardabosques Artemio Villalba recibió un disparo en el rostro por parte de cazadores furtivos.
El guardabosques Artemio Villalba recibió un disparo en el rostro por parte de cazadores furtivos.

Toledo resultó herido de muerte, falleciendo en el mismo lugar, y Villalba quedó gravemente herido. Tras estar 14 días internado en el Instituto de Previsión Social (IPS), finalmente no resistió. Mientras que Chávez resultó ileso.

Lee más: Guardabosque relata cómo fue el ataque de los cazadores en Caazapá

Por el caso aún continúan con paradero desconocido Hugo Andrés González Sosa y Daniel González Britos, también imputados por homicidio doloso.

Artemio Villalba y Rumildo Toledo.jpg
Artemio Villalba (i) y Rumildo Toledo (d) los guardaparques asesinados en la Reserva Tapyta.
Artemio Villalba (i) y Rumildo Toledo (d) los guardaparques asesinados en la Reserva Tapyta.

La Reserva Tapyta, de 4.736 hectáreas, se encuentra en el Departamento de Caazapá y forma parte de un corredor biológico que une el Parque Nacional de Caaguazú, al norte, y la Reserva de Recursos Manejados San Rafael, al sur.

Dejá tu comentario