Nacionales

Triple crimen: Para presionar pago de rescate, secuestrados eran asesinados uno a uno

Para presionar el pago del rescate, los captores iban asesinando por turno a los peones y luego al colono. Esto ocurrió durante el secuestro y triple asesinato dado el lunes pasado en San Pedro.

La nueva información manejada por las autoridades sobre el secuestro y posterior asesinato del colono Helmut Ediger Friesen y otras dos personas señala que los secuestradores iban matando uno a uno a los retenidos, con el objetivo de que sus familiares se sientan presionados para realizar el pago del rescate, informó el corresponsal Carlos Aquino, de Última Hora.

Según fuentes cercanas a la familia de Helmut Ediger, para negociar la libertad de los secuestrados se utilizó el teléfono del colono menonita, a quien le hacían hablar con su esposa. Durante la conversación, el hombre le pidió a la mujer que se apuren con el pago para el rescate, teniendo en cuenta que uno ya había sido asesinado.

Posteriormente, en otra llamada Helmut le indicó a su esposa que ya le habían quitado la vida al segundo trabajador, por lo que le solicitó apurarse aún más por entregar el dinero.

Puede interesarle: Triple crimen: Detenido dice que encontró los G. 1.064 millones del secuestro

La comunicación entre ambas partes se cortó en un momento dado y ya después Helmut fue ejecutado, tras lo cual los delincuentes fueron a retirar el dinero del rescate, para finalmente darse a la fuga.

La autopsia, según el forense Pablo Lemir, reveló que Ediger y Dos Santos fueron ejecutados con un disparo cada uno en la cabeza, mientras que González Díaz recibió una estocada en el corazón y dos cortes en el cuello.

Este viernes fue detenido Alfredo Benítez como sospechoso de haber participado en el hecho. El hombre tenía en su poder G. 1.000 millones, que presuntamente forman parte del dinero que la familia de Helmut Ediger había pagado para el rescate.

Nota relacionada: Buscan a ex empleado de colono tras secuestro y triple homicidio

Además, se confirmó que ya hay otro sospechoso plenamente identificado, por el que siguen los trabajos para su detención. Se trata del ciudadano de nacionalidad brasileña Cleber Ness, sobre quien pesa una orden de captura y sería el cabecilla del secuestro.

El hombre era empleado del colono, pero fue despedido hace tres años, por lo que también se habla de que pudo haber actuado en venganza.

Dejá tu comentario