País

Tiríka, la mascota de Odesur que conquista el amor del continente

FENÓMENO. Sus habilidades y simpáticas facetas hacen que se robe el cariño de la gente y en el exterior la catalogan como "la mejor de la historia". ESE USO NO.  Registraron la imagen debido a que   políticos usaron su foto. Internautas repudiaron a los que quisieron sacar rédito de la mascota.  

La mascota de los Juegos Suramericanos ASU2022, Tiríka –una especie de felino amenazada por la caza indiscriminada–, se convirtió en toda una celebridad que causa gran sensación tanto en las redes sociales como en el público que asiste a los certámenes de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur).

En efecto, la gente es la que se encarga de grabar sus graciosas cabriolas y ocurrencias que luego se viralizan en internet, donde recibe miles de ‘Me Gusta’, corazoncitos y todo tipo de muestras de afecto.

En la feria de artesanos, de la Plaza O’Leary, el producto que más piden los turistas es algún recuerdito de Tiríka o algo relacionado con Odesur.

¡Todos te quieren, Romerito!, esta máxima popular expresada hasta hace poco en alusión al recordado jugador nacional de fútbol Julio César Romero, ahora transmutó a: ¡Todos te quieren, Tiríka!

MULTIFACÉTICA

Por su carisma y destrezas pasó a ser una atracción aparte del señalado encuentro deportivo en sí. Su popularidad alcanzó tal nivel de celebridad que el público, en general, recibe de buen grado cada una de sus presentaciones: Desde que se levanta y desayuna hasta que se acuesta en la cama.

Sabe bailar, tiene dotes de break dance y hasta hace giros mortales en la pista atlética; anda en patín y en skate; se pasea sobre un biciclo en el óvalo olímpico; se anima a conducir una lancha a motor y arbitra una regata; lanza balones al aro de básquet y ensaya karate con un oponente sobre el tatami. Todo lo hace bajo la aclamación del nutrido auditorio que celebra sus distintas intervenciones.

IDENTIDAD(ES)

Se desconoce por ahora la identidad de quién está bajo el disfraz de esta encantadora mascota; menos se sabe si es varón o mujer. Trascendió, eso sí, que hay más de una persona representando a Tiríka: Serían seis entre mujeres y varones.

Pero, lo que vuelve a este personaje felino en un fenómeno de masas es que toda la ovación que recibe del público local y extranjero se traslada al ciberespacio, donde se comparten sus piruetas y variadas facetas.

En fotos y videos también aparece atendiendo el teléfono en una mesa de Atención al Cliente o sirviendo comida en un restaurante; como también encabezando el calentamiento de los Pynandi –selección de fútbol playa– con la coreografía oficial. Solo le falta tirarse –quizá– a la pileta olímpica, algo que tal vez se le impida por el pelaje del disfraz.

En Twitter fue tendencia durante toda esta semana con alrededor de 16.000 menciones al día, bajo el hashtag (etiqueta) #TirikaLovers; al igual que expresiones como ‘Tirika es mi religión’; incluso, hay un ‘Tirikacósporo’, un horóscopo que repasa cada signo zodiacal tomando como referencia cada una de las cualidades de este personaje.

POR ENCIMA DEL RESTO

El prestigioso canal olímpico Panam Sport se hizo eco del fenómeno Tiríka y suscribió, en una de sus publicaciones, que se trata de “la mejor mascota de la historia”; además, destacó en otro posteo que su incursión en este evento “revolucionó Asunción y toda Sudamérica”.

“La Mascota @asu2022oficial se ha transformado en la gran sensación. Gracias a su destreza en deportes y cercanía con el público es que muchos la han calificado como la mejor de todos los tiempos”, publicó el pasado 4 de octubre en su cuenta de Twitter.

MARCA REGISTRADA

Mientras tanto, los organizadores de la Odesur ASU2022 informaron que ya registraron la imagen de la mascota ante la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (Dinapi).

Esto lo hicieron debido a la aparición de algunos precandidatos que utilizan su foto: “Habrá medidas. Lo vamos a salvaguardar”, afirmó Camilo Pérez, presidente del Comité Olímpico Paraguayo (COP).

Precisamente, en estos días fueron varios los internautas quienes expresaron su repudio ante tan despreciable acto de buscar sacar rédito político con la popularidad de Tiríka.

UNA CÁBALA

El titular del Comité Olímpico reveló el pasado jueves, durante su visita a radio Monumental 1080 AM, que si Paraguay gana la sede para los próximos Juegos Panamericanos, el encantador felino seguirá siendo la mascota.

“Tiríka vino para quedarse”, manifestó al indicar que Paraguay presentó candidatura, entre otros 41 países, para ser sede de los Juegos Panamericanos Junior en 2025. Eso se sabrá el 28 de noviembre próximo, y si se gana, “Tiríka ya se queda, no vamos a cambiar la mascota, por cábala”, recalcó.

RECUERDO PREFERIDO

Los preparativos a última hora que caracterizaron a los trabajos en torno a los Juegos Suramericanos, especialmente los arreglos hechos por la Comuna de Asunción, también afectaron a los artesanos que hasta hoy carecen de una oferta oficial sobre los Juegos Odesur y de su apreciada mascota.

Entre los feriantes de la Plaza O’Leary, algunos se animaron sobre la marcha a fabricar recuerditos con la figura de Tiríka. Es que, según refirieron, muchos de los turistas, y en especial extranjeros que participaron de este evento deportivo, demandan algún souvenir de la mascota o de los juegos en sí.

“Se tenían que haber preparado unos recuerditos que digan ASU2022, el logo de Tiríka, la mascota oficial de este evento. Eso es lo que más están buscando”, lamentó Arminda Careaga, presidenta de la Asociación de Artesanos de Asunción, Ciudades Vecinas y Afines del Paraguay (Asacivapa). Como Tiríka ya es marca registrada, desistieron de ofrecer productos alusivos a Odesur.

Uno de los felinos más pequeños

El tiríka mide entre 40 a 55 cm de largo de cabeza y cuerpo más 25 a 40 cm de cola; es uno de los felinos más pequeños. La altura es de unos 22 a 30 cm y su peso ronda entre 1,5 y 3 kg. El macho es ligeramente más grande que la hembra.

Los ojos son pardo amarillentos y el rinario es generalmente rosado. La cola es relativamente corta y tiene unos 10 a 12 anillos negros.

Si bien es similar en apariencia al ocelote (Leopardus pardalis) y al margay (Leopardus wiedii), se diferencia de ellos por tener un pelaje más áspero con manchas más pequeñas y un aspecto más estilizado, con el hocico angosto.

Su voz es muy similar al maullido de los gatos domésticos. Su silueta y huella también se parecen a las de un gato.

Se estima que el tiríka en estado silvestre alcanza una edad de 12 a 15 años y en cautiverio llega a vivir hasta los 20 años. Vive en selvas y bosques tropicales y subtropicales hasta los 4.500 metros de altura.

Es un gato montés que habita el Chaco

El Leopardus guttulus o gato montés, llamado comúnmente como tiríka, habita en selvas, bosques tropicales y subtropicales, desde el nivel del mar hasta los 4.500 metros de altura.

Su distribución queda restringida al centro y este del neotrópico en Sudamérica, abarcando los países de Paraguay, Brasil, Bolivia, y Argentina.

El tiríka tiene un carácter solitario y nocturno, pero con una considerable cantidad de actividad diurnal.

Existen tres especies de este pequeño felino: Leopardus geoffroyi (que representa la mascota de los Juegos Odesur), Leopardus guttulus y Leopardus wiedii. Los dos últimos mencionados se encuentran en peligro de extinción debido a su captura para la venta y tráfico ilegal de pieles.

Iván Marecos, ingeniero Ambiental y jefe de Fauna, Dirección y Vida Silvestre del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), sostuvo que “la principal amenaza para las especies de tiríka es la pérdida de su hábitat natural debido a la deforestación de los bosques e incendios forestales registrados en el país”.

Expresó que es bastante positivo el cariño de la ciudadanía hacia la animada mascota de los Juegos Suramericanos para que se tome mayor conciencia para preservar esta especie que constituye la fauna del Paraguay.

“El hecho que se le haya mostrado de esta manera a esta especie nativa del Paraguay es algo muy positivo para poder darse a conocer y preservar parte de nuestra fauna”, afirmó Marecos.

El experto acotó que estos felinos habitan en el país mayormente en la zona del Chaco por las condiciones climáticas.

“Existen también registros que avistaron a los tiríkas en la región oriental, pero en la zona chaqueña hay una mayor cantidad por las condiciones del clima que son más propicias para el desarrollo de la especie”. Asimismo, resaltó la importancia de que se puedan promover más estudios científicos en el país para determinar la cantidad exacta de ejemplares de este gato montés.

“Necesitamos de más investigadores que desarrollen este tipo de proyectos en el país y, por ende, es difícil saber un porcentaje de población de esta especie en este momento”, mencionó.

Vía de extinción. Marecos indicó que la especie de la mascota de los Juegos Odesur (Leopardus geoffroyi), en Paraguay no está en la lista roja de vía de extinción, sin embargo, el experto expresó que este ejemplar está en peligro por la deforestación y por la caza.

“En el año 2006 las tres especies estuvieron en la lista de peligro de extinción porque en ese tiempo todos los gatos monteses eran perseguidos por su pelaje por el tráfico de pieles que se exportaban a otros países. Cuando se cerraron las fronteras para evitar este tipo de situación eso mermó un poco”, expresó.

Enfatizó que la lista del año 2006 se actualizó en el 2017, cuando se realizó una reunión de investigadores de mamíferos del Paraguay, se determinó que la especie del leopardus geoffroyi es relativamente abundante. “Actualmente el Leopardus guttulus y el Leopardus wiedii están en situación de vulnerabilidad por la pérdida de hábitat porque se desarrollan en bosques como la región oriental en el que existe más desarrollo de actividades antrópicas y la contaminación de acuíferos y, por ende, le están sacando su ecosistema”, puntualizó. Remarcó que la caza o domesticación de este animal silvestre está rotundamente prohibida por leyes ambientales.

Dejá tu comentario