23 jul. 2024

Temen genocidio de ayoreos ante deforestación en Faro Moro

Comunidades ayoreo y organizaciones de Filadelfia denunciaron la intensa actividad de deforestación en Faro Moro, en el Departamento de Boquerón, que atenta contra la vida e integridad de los grupos en aislamiento voluntario que habitan la zona. A través de un comunicado, exigieron al Estado detener la deforestación y garantizar la vida de los pueblos indígenas.

Ayoreo.JPG

Los ayoreos sufrieron la colonización de sus territorios desde mediados del siglo XX.

Las comunidades Jesudi, 15 de Setiembre, 2 de Enero, 10 de Febrero, Ijnapui, Jogasui, Campo Loro, Ebetogue y Tunucojai, así como las organizaciones Unión de Nativos Ayoreo del Paraguay (UNAP), Asociación Guidaigosode y Ducodegosode Ayoreo de Paraguay (AGDAP) y la Asociación Garaigosode del Pueblo Ayoreo (AGPA) denunciaron “el riesgo inminente de genocidio” de los ayoreos en aislamiento voluntario en la zona Faro Moro, en el Chaco.

En un comunicado emitido a la opinión nacional e internacional, expusieron el temor por sus vidas y las de los grupos aislados, por lo que solicitaron una medida cautelar y amparo urgentes para detener el desmonte del bosque.

Asimismo, afirmaron que el desarrollo de intensas actividades de deforestación aumentó el desplazamiento y avistamiento de los ayoreos en aislamiento voluntario.

Le puede interesar: “El Paraguay es un país discriminador”, asegura Coordinadora de Líderes Indígenas del Bajo Chaco

La zona en cuestión forma parte del territorio tradicional del pueblo Ayoreo y es parte del hábitat actual de los grupos aislamiento voluntario, los únicos en esta situación de no contacto fuera de la cuenca amazónica.

Esta situación preocupa a los ayoreos ya contactados y reducidos hace pocas décadas, quienes viven en diferentes comunidades adyacentes a la propiedad mencionada.

Estas comunidades han acudido a las autoridades judiciales, solicitando un amparo y medida cautelar para detener el desmonte, temiendo por sus propias vidas y por las de los grupos aislados remanentes, que se resisten al contacto con la sociedad colonizadora y deciden mantener su forma de vida ancestral.

Denuncian proceso irregular ante la solicitud de los ayoreo

Ante el incremento de los avistamientos, producidos por las aceleradas actividades de desmonte en Faro Moro, las comunidades ayoreo presentaron un pedido de medida cautelar y acción de amparo el pasado 29 de mayo.

Sin embargo, lejos de atender las solicitudes de las comunidades indígenas, el juzgado inició un proceso legal irregular y denegó el amparo, a pesar del peligro inminente que representan las obras ejecutadas.

También puede leer: Ayoreos en alerta por proyecto que crea un fideicomiso voluntario para sus tierras

En contra de la ley, el juez notificó a la firma arrendataria y responsable de las obras, Hekopora SA, del recurso interpuesto por las comunidades indígenas y se negó a notificar al propietario real del inmueble afectado en Faro Moro, la compañía británica Faro Moro Limited, con sede en el Reino Unido.

Esta grave decisión viola lo establecido en el Convenio de La Haya.

Ante esta negativa, las comunidades interpusieron varios recursos de reposición y apelaciones, los cuales fueron denegados sistemáticamente.

Lamentan que el juzgado y las diferentes instituciones del Estado paraguayo ignoren la presencia de los aislados, dando como mensaje que “no tienen derecho a ninguna garantía constitucional”.

Lea más: Lanzan historias sobre vulneración de DDHH en Paraguay

Paraguay es uno de los pocos países de Sudamérica que no posee una ley que proteja a los pueblos indígenas en aislamiento voluntario; no obstante, viola la Constitución Nacional y los tratados internacionales al permitir el exterminio de grupos humanos, de acuerdo con el comunicado.

Los ayoreos reiteraron que este tipo de situaciones no se limitan a Faro Moro, sino que abarcan a todo el Chaco paraguayo.

Más contenido de esta sección
Paraguay recuperó el remanente de un depósito hecho a favor del Mecanismo Covax, de USD 3.4 millones, que será destinado para la compra de dos aceleradores lineales. Se trata de un equipo para tratamientos de radioterapia.
El ex parlamentario Víctor Bogado pidió ser excluido de la solicitud de admisión que presentó su ex esposa, Guadalupe Aveiro, al Club Centenario. Algunos miembros del prestigioso círculo incluso se juntaron para evitar el ingreso del polémico ex matrimonio.
Un hombre de 54 años fue detenido tras intentar estrangular a su pareja por negarse a prostituirse. Incluso la amenazó golpeando con un cinto a la hija de 2 años que tienen en común. Ocurrió en Limpio.
NPY emitirá esta noche el primer capítulo de la docuserie Memorias del Ycuá Bolaños, que consta en total de cuatro episodios. Se trata de uno de los contenidos periodísticos que forman parte del especial web que Última Hora preparó en el marco de los 20 años de la tragedia que enlutó a todo un país.
Tras el operativo Guyra hũ, que desmanteló una red de estafadores que operaba desde el penal de San Pedro, el Ministerio de Justicia tomó dos medidas inmediatas “correctivas”: Remover al director de la cárcel y trasladar a cinco reclusos al régimen de máxima seguridad.
La Corte Suprema de Justicia confirmó la pena para el pastor evangélico Inocencio Ramón Denis Torres, condenado a 27 años de cárcel por el abuso sexual de 10 niñas de una comunidad indígena de Alto Paraná.