Nacionales

Por machismo no se caratula como feminicidio caso de niña indígena, denuncia abogada

La abogada Clara Rosa Gagliardone cuestionó que la carátula del caso del asesinato de la niña indígena de 12 años, quien también fue víctima de violación, sea homicidio doloso, coacción sexual y violación en vez de ser calificado como feminicidio.

Clara Rosa Gagliardone, activista de los derechos humanos y de la mujer, señaló que el Ministerio Público ejerce una violencia institucional al no reconocer los derechos de las mujeres contemplados en la Constitución Nacional y la Ley 5777/16 de Protección Integral a las Mujeres.

“Por machismo no se caratula como feminicidio”, afirmó la abogada en referencia a la carátula fiscal del caso de la niña indígena abusada y asesinada en el distrito de Capitán Meza, en el Departamento de Itapúa, cuyo cuerpo fue encontrado este lunes.

Gagliardone cuestionó la actuación de la fiscala del caso Cristina Klubus. “Es absolutamente indignante que después se cambie una carátula, que una fiscala ya comience ninguneando el asesinato, tras una violación de una niña de 12 años, es vergonzoso cuando el Ministerio Público representa a una sociedad”, aseveró.

Nota relacionada: Niña indígena muere tras ser víctima de violación en Itapúa

La abogada afirmó que de confirmarse uno de los hechos que se describen en los incisos de la Ley 5777 el caso ya puede ser caratulado como feminicidio.

Al respecto explicó que los primeros indicios del caso se encuentran contemplados en la ley en los incisos c y d, que señalan que es considerada como feminicidio la muerte que ocurra como resultado de haberse cometido con anterioridad un ciclo de violencia física, sexual, sicológica o patrimonial contra la víctima, independientemente de que los hechos hayan sido denunciados o no.

También señaló que la víctima se encontraba en una situación de subordinación ya que era una niña y el agresor un hombre adulto, hechos suficientes para caratular el caso como feminicidio.

“Yo no sé si la fiscala es ignorante o tiene mala fe, en ambos casos no puede ser fiscala. Me asusta la calidad del Ministerio Público, en cuanto a su falta de interés, en conocer las leyes que debe aplicar”, reiteró. Agregó que la ley no discrimina en cuanto a la edad de una mujer para considerarlo como feminicidio.

También puede leer: Fiscalía imputa a supuesto autor de muerte y violación de niña indígena

Gagliardone lamentó que esta situación se repita constantemente en casos de violencia contra la mujer y explicó que las carátulas fiscales inciden en la penalización del hecho punible, en la visibilización del problema y hasta en las estadísticas de este flagelo.

“Yo creo que hay mucha ignorancia en la Fiscalía en general. Es un retroceso, cuesta mucho que se reconozcan los derechos de la mujer y cuando se conquista el derecho, la violencia institucional hace que sean desconocidos y ninguneados los derechos de la mujer”, insistió.

“Esta niña murió desangrada, pero para la Fiscalía recoger a un perro es más importante. No les importa ni a los fiscales hombres ni a mujeres. Es más importante rescatar un perro que la vida de una niña, y si esta niña es pobre e indígena, peor todavía, es más desprotegida”, reiteró.

Carátula fiscal es provisoria

Sobre el tema, la fiscala Cristina Klubus alegó que en el caso aún se deben comprobar algunas circunstancias particulares.

“No tenemos aún acreditado si existía algún vínculo, también si había una cuestión de odio hacia la víctima inicial. La calificación es provisoria nomás, una vez que tenga los elementos yo tengo que solicitar la modificación de calificación o ampliar la imputación si corresponden otros hechos punibles”, justificó.

Agregó que como primera misión era formular una imputación para que el sospechoso no salga en libertad. Dijo que con el levantamiento del cuerpo se corroboró que la niña asesinada fue también violada, pero que decidió darle una calificación primaria.

Marisel, de 12 años, de la etnia Guaraní, quien vivía en la comunidad indígena Manduviyu, del distrito de Pirapó, fue encontrada sin vida a las 13.50 del lunes, en un maizal, ubicado en la comunidad indígena Arroyo Corá, en el kilómetro 21 de la localidad de Capitán Meza.

La niña murió a causa de una hemorragia aguda, tras ser víctima de una violación.

Dejá tu comentario