Nacionales

Policía detiene a otro sospechoso del crimen de hincha de Cerro

La Policía logró detener este viernes a otro de los presuntos autores de los disparos que acabaron con la vida de un joven hincha de Cerro Porteño, tras una pelea entre barrabravas. El crimen ocurrió hace cinco días antes de un encuentro deportivo en Villa Elisa.

Jorge Joel Ocampos López, de 27 años, fue detenido por la Policía Nacional este viernes en el barrio San Isidro, de la ciudad de Lambaré, Departamento Central. Es uno de los sospechosos del crimen de Matías Sebastián Ortellado Mendoza (23).

El homicidio ocurrió durante un enfrentamiento entre barrabravas del club Cerro Porteño, que llegaban hasta el estadio del club Sol de América, en Villa Elisa.

"Tenemos testimonios de personas que están colaborando para que la Justicia pueda aclarar este hecho tan lamentable", indicó uno de los policías intervinientes. Además, informó a NoticiasPy que el ahora detenido cuenta con antecedentes por robo, hurto y transgresión de la ley de armas.

Ocampos, quien fue localizado en su domicilio, sería uno de los líderes de la facción La Plaza.

Puede leer más: Pelea entre hinchas cerristas deja un muerto y otro herido

Hace cuatro días, efectivos policiales detuvieron a Diego Sebastián Araldi Giménez (22) y ahora están tras los pasos del último supuesto responsable de la muerte de Ortellado.

Arialdi Giménez fue localizado cuando intentaba abordar un taxi para darse a la fuga. El joven contaba con una orden de captura pendiente por robo agravado.

La víctima fatal recibió tres impactos de bala, y los primeros datos revelaron que le dispararon desde una distancia corta.

Lea más: Detienen a uno de los sospechosos del crimen de hincha de Cerro

Pelea entre hinchas cerristas

Los disturbios se registraron antes del inicio del encuentro deportivo entre Cerro Porteño y Sol de América, en las afueras del estadio Luis Alfonso Giagni. Otro hincha también fue alcanzado por los proyectiles y quedó herido.

Varios hinchas caminaban hacia el estadio, cuando comenzó la gresca por problemas internos que tienen las dos facciones La Plaza y Comando. En la zona se encontró un revólver calibre 38.

Dejá tu comentario