Arte y Espectáculos

Paz Encina está entre los cien cineastas del futuro

El futuro del cine está más que asegurado y no por las grandes producciones hollywoodense, sino por la labor de cineastas emergentes, prometedores y atrevidos, recogidos en el libro Take 100, que ha seleccionado cien filmes de cien directores que tienen mucho que decir, entre los que figura la paraguaya Paz Encina.

Diez directores de festivales internacionales seleccionaron diez películas de diez directores jóvenes o noveles, con la única condición de que hubieran realizado su ópera prima en los últimos cinco años, según explicó la editora del libro, Amanda Renshaw.

El libro incluye a Encina como una de las pocas mujeres que se suman a los cien valores del futuro, y destaca que "tiene aún más valor por proceder de una cinematografía casi inexistente: la paraguaya".

Según el material, la directora de Hamaca paraguaya sigue la tradición de alejarse del lenguaje convencional cinematográfico, al igual que los argentinos Leandro Alonso (Los muertos) y Lucrecia Martel (La mujer sin cabeza), que también figuran en el trabajo.

EL LIBRO. Take 100, un enorme y cuidado volumen, editado por Phaidon, selecciona cien filmes de cien directores "con mucho que decir".

El material, según afirma el prefacio, es "para todos los que aman el cine y quieren ser los primeros en saber quiénes son los directores más nuevos y cuáles las películas que han causado el mayor impacto en el mundo del cine en la actualidad".

INTERNACIONAL. Sin ningún condicionante, los expertos, entre ellos Marco Muller, director de la Mostra de Venecia, centraron sus miradas en Europa, de donde proceden 34 de los directores, luego Asia, con 25, Estados Unidos, con 18, y Latinoamérica con 7.

Una representación quizás escasa para el auge actual del cine latinoamericano, aunque, como dijo Renshaw, lo que pretende el libro es "mostrar el futuro del cine, no su actualidad".

Un futuro que, a juicio de los expertos que participaron en la elaboración del libro, pasa en Latinoamérica por el cine "trascendente" y la "poderosa voz" de Carlos Reygadas (Batalla en el cielo) o por el de su compatriota Gerardo Naranjo (Voy a explotar), con un personal "estilo cinético".

O de Fernando Eimbecke (Lake Tahoe), el tercer mexicano de la lista, que es un claro ejemplo del resurgir del cine latinoamericano.

La selección de Latinoamérica -donde se incluye a Encina- se cierra con la mezcla de estilos con historias profundas del chileno Pablo Larrain (Tony Manero). EFE

Dejá tu comentario