Nacionales

Para la FTC, es "improbable" que el EPP estuviera en campamento hallado por hijas de Denis

El capitán de Navío Óscar Chamorro, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), manifestó que no pueden determinar si en el campamento hallado estuvieron acampando miembros del EPP con Óscar Denis y Adelio Mendoza.

Óscar Chamorro, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), comentó que no pueden determinar si el campamento encontrado por las hijas de Óscar Denis haya sido utilizado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Las hijas del ex vicepresidente de la República encontraron el 1 de marzo un campamento y algunos elementos enterrados en tres fosas en la estancia Tranquerita, Departamento de Concepción. La familia presume que en el lugar estuvo el político liberal secuestrado.

“Nosotros no podemos determinar si fue un campamento del EPP. Por el lugar geográfico es improbable que los cinco primeros días hayan estado ahí, porque sería absolutamente improbable que nosotros no los veamos”, puntualizó en contacto con radio Monumental 1080 AM.

Chamorro mencionó que en el monte es normal encontrar elementos enterrados y afirmó que incluso ellos tuvieron que enterrar basura. "Nosotros mismos hemos estado varios días en el monte, el personal también enterró sus basuras", expresó.

Lea más: Hijas de Óscar Denis hallan campamento y posibles evidencias del EPP

Aclaró que agentes de la FTC acompañaron aquella búsqueda realizada por la familia Denis y empleados del establecimiento. "Instalar que no estuvimos allí, escapa de la realidad, estuvimos acompañando", prosiguió.

El campamento fue localizado en el monte Condenado y fue identificado por Adelio Mendoza, quien también fue llevado por el grupo armado y posteriormente liberado. El hombre reconoció el lugar donde estuvieron unos días en cautiverio.

Al respecto, Chamorro indicó que Mendoza “tal vez podría estar confundido”. Igualmente, dijo que siempre están en contacto con la familia Denis y las de los otros secuestrados.

La familia de Óscar Denis no tiene mayores novedades desde que el político liberal fue llevado de su estancia Tranquerita, ubicada en el límite de Concepción y Amambay. El hombre ya lleva siete meses privado de su libertad.

La única vez que los secuestradores se contactaron con la familia fue para pedir que realicen una donación de víveres a comunidades por valor de USD 2 millones. Las hijas de Denis piden constantemente una nueva comunicación y prueba de vida de su padre.

Dejá tu comentario