19 abr. 2024

Para Codehupy es insensato el aumento de pena por invasión de tierras

La Codehupy calificó de insensato el proyecto de ley que propone ampliar los años de cárcel por invasión de tierras y modifica una figura jurídica.

Desalojo.jpeg

Desalojo de una propiedad supuestamente ocupada en forma irregular.

Foto: José Bogado.

La Cámara de Senadores tiene pendiente el tratamiento del polémico proyecto de ley que modifica el artículo 142 de la Ley 3440/2008 del Código Penal Paraguayo que planteó un grupo de legisladores de la bancada Partido Patria Querida (PPQ) y otros.

Hay sectores que ya se posicionaron tanto a favor como en contra de la propuesta legislativa.

La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) emitió este miércoles un pronunciamiento al respecto y manifestó que se trata de una acción legislativa concebida por fuera del Estado Social de Derecho.

Le puede interesar: Proyecto sobre invasiones pretende blindar a poseedores de tierras malhabidas, advierten

“Elevar la pena y modificar la categorización jurídica del hecho punible de invasión de inmueble ajeno con el objeto de transformar un delito en crimen, tal como se pretende en el Senado, es una propuesta insensata que contribuye a aumentar el descontento y la conflictividad social”, sostuvo.

El proyecto de ley propone aumentar la pena privativa de libertad por invasión de tierras hasta seis años de cárcel y si hubiera daño patrimonial hasta cuatro años más de pena privativa de libertad.

Más detalles: Gremios apoyan aumento de pena por invasión de tierras

También incorpora como figura jurídica al titular de la posesión, que según el abogado Abel Areco, especialista en temática rural e investigador de Base-IS (Investigaciones Sociales) pretende blindar las tierras malhabidas.

“Es un paquete legislativo que no solo niega una realidad de despojo en el Paraguay, sino buscar favorecer situaciones irregulares intentando su validación a costa de la exclusión de una mayoría”, agregó Codehupy.

Lea también: FNC repudia intención de convertir invasión de tierra en crimen

En este sentido, apuntó que la construcción de la impunidad sobre las tierras malhabidas mediante la perversión de las leyes y la criminalización de las luchas sociales son fenómenos que históricamente degradaron y vaciaron de contenido la democracia.

“Son el resultado más trágico de la desigualdad y del ejercicio abusivo del poder para favorecer los privilegios de un sector económico políticamente sobrerrepresentado, que actúa desconociendo la vigencia plena de los derechos humanos”, acotó.

Codehupy remarcó que el Congreso Nacional “tiene la responsabilidad de acabar con la insensatez si no quiere atizar la conflictividad social y quebrar definitivamente las posibilidades de una convivencia democrática en el Paraguay”.

Más contenido de esta sección
En un asalto tipo comando, unos seis hombres encapuchados dotados de armas largas y en algunos casos vestidos como militares, arrancaron la caja de seguridad de una importante agroindustria de J. Eulogio Estigarribia, del Departamento de Caaguazú.
Miles de familias están afectadas por las inundaciones tras las intensas lluvias en Ñeembucú y los productores de la zona lamentan la falta de asistencia y el abandono total por parte del Gobierno en medio de la crítica situación que atraviesan.
La Policía logró la captura del supuesto líder de una peligrosa banda de asaltantes que cometió varios atracos a comercios ubicados en ciudades de Central.
La Armada Paraguaya comunicó que apartó de sus funciones a un agente que agredió a estudiantes paraguayos en el Puente de la Amistad tras la marcha en la capital del Alto Paraná. La institución abrió un sumario contra el uniformado y afirma que no tolerarán casos de abuso de la fuerza.
El universitario Jesús Ramoa calificó de repugnante el actuar del diputado Yamil Esgaib, quien trató de “akãne” a los universitarios que se manifiestan en defensa del Arancel Cero, mientras que su hija bachiller goza de un salario de casi de G. 22 millones en la Cancillería.
Jóvenes paraguayos que estudian en la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (Unila) en Brasil, denunciaron que fueron víctimas de agresión por parte de militares en el Puente de la Amistad. Los estudiantes se sumaron a las manifestaciones en Ciudad del Este.