Nacionales

Monseñor Adalberto Martínez asume como nuevo obispo de Villarrica

Monseñor Adalberto Martínez Flores, quien fue director pastoral de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, asumió en la mañana de este domingo como nuevo obispo de la Diócesis de Villarrica, en el Departamento de Guairá, tras ser nombrado por el papa Francisco hace tres meses.

Después de un año aproximadamente, la Diócesis de Villarrica vuelve a tener un obispo. En la mañana de este domingo asumió en el cargo monseñor Adalberto Martínez Flores, durante una misa realizada en la Catedral Espíritu Santo de la ciudad.

A los 67 años de edad, fue designado en reemplazo de Ricardo Valenzuela, quien pasó a ser obispo de Caacupé en julio del 2017.

Nota relacionada: Adalberto Martínez, nuevo obispo de Villarrica

El cura se desempeñaba como obispo de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, desde 2012; sin embargo, no se desvinculará completamente, puesto que será el administrador apostólico, según informó el Nuncio Apostólico Eliseo Arioti.

Entre 2000 y 2006 estuvo como encargado de San Lorenzo, entre 2007 y 2011 encabezó la Diócesis San Pedro Apóstol, en el Departamento de San Pedro.

A pesar de la lluvia, varios jóvenes de la ciudad dieron la bienvenida a Adalberto Martínez, antes del inicio de la misa en que se oficializó su designación, describió Richart González, corresponsal de Última Hora.

jóvenes-Adalberto Martínez-Villarrica.jpeg
Jóvenes dieron la bienvenida al monseñor Adalberto Martínez, nuevo obispo de Villarrica.
Jóvenes dieron la bienvenida al monseñor Adalberto Martínez, nuevo obispo de Villarrica.

Nombrado en la misma semana de beatificación

La designación del nuevo obispo de Villarrica, hecha por el papa Francisco, se anunció en la misma semana que María Felicia de Jesús Sacramentado, Chiquitunga, fue declarada beata a través de una ceremonia en el estadio del Club Cerro Porteño. En esa ocasión se inauguró un retablo que lleva la imagen de su rostro, hecha de rosarios por Koki Ruiz.

La obra se exhibe actualmente en la ciudad de Villarrica, en la misma catedral donde hoy asumió Adalberto Martínez.

En la primera homilía que encabezó en esa ciudad, recordó a Chiquitunga y al Fray Juan Bernardo, quienes dejaron huellas muy fuertes en la zona por sus servicios altruistas.

Asimismo, se comprometió a interiorizarse en las intenciones de tramitar el pedido de beatificación del Fray. Tampoco olvidó mencionar al poeta guaireño Manuel Ortiz Guerrero.

Mencionó, a la vez, que como la Diócesis de Villarrica abarca dos departamentos, Guairá y Caazapá, la responsabilidad será grande para él.

Nota relacionada: Con ofrenda de flores habilitan exposición del retablo de Chiquitunga

Dejá tu comentario