Lula y Lugo alcanzan un histórico acuerdo sobre Itaipú y sobre la integración bilateral

Asunción, 25 jul (EFE).- El presidente paraguayo, Fernando Lugo, y su homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anunciaron hoy en Asunción un histórico acuerdo que contempla el aumento de los beneficios de Paraguay en la hidroeléctrica de Itaipú.

"Después de diez meses de intensas y complicadas negociaciones, hoy hemos suscrito un documento que supone inversiones millonarias para nuestro desarrollo, pero, sobre todo, significa avances muy importantes en las seis reivindicaciones planteadas (sobre Itaipú)", afirmó Lugo, en el poder desde el 15 de agosto de 2008.

Luiz Inácio Lula da Silva (i) y Fernando Lugo (d), hablan en el Palacio de López comenzaron una reunión bilateral para tratar de alcanzar un acuerdo sobre los beneficios que recibe Paraguay de la hidroeléctrica binacional de Itaipú. EFE | Ampliar imagen


"Finalmente, Paraguay recuperará plenamente su soberanía sobre Itaipú. Acordamos la libre disponibilidad para comercializar nuestra energía en el mercado brasileño y Brasil reconoce por primera vez la posibilidad en la disponibilidad para comercializar con terceros países", agregó el gobernante en un mensaje al país, poco después de de que Lula emprendiera regreso a su nación.


El jefe de Estado brasileño se encontraba desde la noche del jueves en Asunción, donde el día siguiente participó en la cumbre del Mercosur.


Lula afirmó a periodistas que los países mayores de la región como Argentina y Brasil "tiene la obligación de ayudar a que los de economías menores puedan dar saltos de calidad en sus capacidades de desarrollo, en su competitividad productiva".


Añadió que el acuerdo "demuestra por sí solo" la disposición de ambos países de subir el nivel de las relaciones bilaterales", indicó Lula, quien enfatizó que tanto él como Lugo están tratando de "mejorar en forma responsable" esos vínculos.


De Itaipú, la mayor hidroeléctrica del mundo en funcionamiento, Paraguay recibirá 360 millones de dólares al año a partir de 2010, por la cesión a su socio de la parte de energía que no consume, frente a los 107 millones de 2008, según Lugo.


La declaración firmada por ambos presidente, que establece una reunión trimestral entre Lula y Lugo para revisar el cumplimiento de su contenido, precisa que esa concesión brasileña deberá ser sometida a un acuerdo "congresual" en el vecino país.


Esos recursos se destinarán "al desarrollo productivo y, especialmente, en la atención a las graves necesidades sociales de nuestro pueblo" explicó Lugo, quien destacó que además hay que sumar 450 millones de dólares para construir una red de transmisión de 500 kilovatios de Itaipú a Villa Hayes, cerca de Asunción.


El acuerdo reconoce, igualmente, "la conveniencia de que la estatal Administración Nacional de Electricidad (ANDE) "pueda gradualmente, a la brevedad posible, comercializar en el mercado brasileño energía de Itaipú correspondiente a los derechos de adquisición de Paraguay".


El tratado constitutivo de la represa, con capacidad para generar 14.000 megavatios, prevé que cada país tiene derecho al 50 por ciento e esa energía y que la electricidad no utilizada debe ser vendida al otro socio a precio de costo.


Paraguay abastece casi todas sus necesidades con el 5 por ciento de esa electricidad y le vende el resto de su parte a la estatal brasileña Eletrobras, pero exige libertad para comercializar esa energía incluso entre terceros países y a precios de mercado.


La renegociación del Tratado de Itaipú, firmado en época de dictadura en ambos países y que según Brasil no puede ser modificado hasta su fecha de vencimiento, en 2023, para poder ofrecerle su energía excedente a precios de mercado a otros países, fue una de las principales banderas en la campaña electoral que condujo a Lugo al poder.


La declaración, de 31 puntos, también incluye obras de infraestructura en Paraguay, entre ellas dos nuevos puentes entre ambos países, para dinamizar el comercio fronterizo.


"De esta manera, el Gobierno cumple el mandato del 20 de abril de 2008 aprobado por los ciudadanos y ciudadanas de Paraguay", aseveró Lugo, quien en esa fecha acabó en las urnas con una hegemonía de 61 años en el poder del Partido Colorado al frente de una coalición de amplia base ideológica.

Dejá tu comentario