25 may. 2024

Los perros sí entienden a los humanos, afirma nuevo estudio

La ciencia no ha sabido hasta ahora responder claramente si los perros son realmente capaces de entender el significado de las palabras que se les dice, pero una nueva investigación difundida este viernes avanza sobre el tema.

Perros

Skye (un cocker), Jenny (su hija), Pippin (labrador amarillo), Milly (labrador negro), Bramble (cocker), Ember (labrador amarillo) y Bonnie (cocker). Primer premio en la categoría perros de trabajo.

Imagen

El estudio, publicado en la revista científica Current Biology, sugiere que escuchar los nombres de sus juguetes favoritos activa los recuerdos de los perros.

“No es tan evidente que los perros sepan lo que es una ‘pelota’”, explicó a la AFP la coautora Lilla Magyari, de la Universidad Eotvos Lorand de Hungría.

Con un par de excepciones famosas, a estos animales les ha ido mal en pruebas de laboratorio en las que se les exige buscar objetos tras escuchar sus nombres.

Numerosos expertos han argumentado que no es tanto lo que se les dice sino cómo y cuándo se lo hace lo que los motiva y que reaccionan a sonidos particulares con un comportamiento aprendido.

Lea más: Perrito alacrán se impone en competencia de disfraces

Magyari y sus colegas aplicaron una técnica de imágenes cerebrales no invasiva a 18 perros en su laboratorio de Budapest.

La prueba implicó colocar electrodos en las cabezas de los animales para monitorear su actividad cerebral.

Sus dueños pronunciaron distintas palabras para los juguetes con los que estaban más familiarizados. "¡Kun-kun, mira, la pelota!”, le dijeron por ejemplo a uno y luego le mostraron un objeto correspondiente a ese vocablo y otro no coincidente.

Entérese más: Despiden a una perra policía con cáncer terminal

Tras analizar las grabaciones, el equipo encontró diferentes patrones cerebrales cuando se mostraba a perros objetos coincidentes y no coincidentes con las palabras asociadas.

Esta configuración experimental se acepta como evidencia de “procesamiento semántico” o comprensión del significado de algo incluso por humanos.

“Encontramos que funcionó en 14 perros, lo que demuestra que el efecto que observamos a nivel de grupo no se debe sólo a unos pocos perros excepcionales”, explicó a la AFP Marianna Boros, coautora del trabajo.

Holly Root-Gutteridge, especialista en comportamiento canino de la Universidad Lincoln de Inglaterra, que no participó en la investigación, dijo a la AFP que la capacidad de buscar juguetes específicos por su nombre era consideraba anteriormente como una cualidad “genial” en un perro.

Conozca más: Vacunar a los animales domésticos, la mejor receta para prevenir la rabia

El nuevo estudio “muestra que toda una gama de perros aprenden los nombres de los objetos en términos de respuesta cerebral incluso si no lo demuestran conductualmente”, señaló, y añadió que ello constituía “otro golpe a la idea de que los humanos poseen cualidades absolutamente excepcionales”.

El artículo “proporciona más evidencia de que los perros podrían comprender las vocalizaciones humanas mucho mejor” de lo que se pensaba, añadió Federico Rossano, científico cognitivo de la Universidad de California San Diego.

Pero no todos los expertos se mostraron igualmente entusiastas.

Clive Wynne, especialista en comportamiento canino de la Universidad Estatal de Arizona, dijo a la AFP que estaba “dividido” ante los hallazgos.

Más información: Bozal, correa y licencia: ¿Qué más propone la ley de perros peligrosos?

“Creo que el artículo fracasa cuando quiere hacer una afirmación general de que han demostrado lo que llaman ‘comprensión semántica’” en los perros, señaló.

"¿Pavlov se sorprendería con estos resultados?” preguntó aludiendo al famoso científico ruso que demostró que se podía condicionar a los perros a salivar cuando escuchaban una campana que indicaba la hora de comer. “No lo creo”, respondió.

Fuente: AFP.

Más contenido de esta sección
Un taguato común, conocido como el ejemplar rupornis magnirostris, fue rescatado por bomberos voluntarios de Ñemby. El ave se habría lastimado el ala con una trampa al intentar cazar una presa.
Un total de cinco guacamayos de colores azul y amarillo (Ara ararauna), nacieron en el Centro Ambiental Tekotopa de Itaipú Binacional. Dos de estos pichones, provenientes de una pareja, vieron la luz en diciembre y recientemente salieron del nido. Los otros tres, nacidos en marzo, aún no salieron.
Científicos argentinos junto a Greenpeace presentaron este lunes el Proyecto Yaguareté, un plan para garantizar la supervivencia y recuperación de esta especie en el Gran Chaco argentino, el segundo pulmón de América detrás de la Amazonía y donde solo quedan 20 ejemplares de este felino.
Coli, el yaguareté paraguayo que vive en el Parque Nacional de Iberá, en Corrientes, Argentina, tuvo su primera camada de cachorros en un exitoso proyecto de reintroducción de la especie de felinos.
Escondido en las montañas del norte de Taiwán, existe un pueblo que dejó atrás décadas de explotación minera para rendirse al amor por los gatos: Houtong.
Cientos de mascotas han sido rescatadas del agua desde que empezaron las inundaciones en el sur de Brasil. Mojadas y nerviosas, muchas han sido acogidas en refugios creados sobre la marcha mientras esperan un nuevo hogar.