Nacionales

Informe de Amnistía sobre cuarentena es distorsionado, sostiene Villamayor

El ministro secretario de la presidencia de la República, Juan Ernesto Villamayor, criticó el informe de Amnistía Internacional que denunció arrestos en los albergues durante la cuarentena y cita al Paraguay. Aseguró que el documento es inoportuno, mal fundado, distorsionado y está fuera de contexto.

El jefe del Gabinete Civil, Juan Ernesto Villamayor, fue abordado sobre el punto por los diferentes medios de comunicación en el Palacio de Gobierno. Aclaró que lo expresado responde a su postura particular y adelantó que el Gobierno sentará postura mediante Cancillería.

Las declaraciones del ministro secretario de la Presidencia de la República se dan luego de que Amnistía Internacional (AI) denunciara la violación de los derechos humanos en centros de cuarentena obligatoria por la pandemia de Covid-19 en Venezuela, El Salvador y Paraguay.

Sobre el informe, el integrante del Poder Ejecutivo aseguró que le queda claro “que los asesores de Amnistía no han leído la Constitución, ni tampoco han leído las leyes de la República del Paraguay”.

Villamayor aseguró que ante cualquier pandemia existe una conjugación de elementos. “Todo el mundo, o casi todo, ha optado por el sistema de confinamiento y tiene un mensaje de quedate en casa", expresó.

Embed

“He visto la imagen en televisión en distintos medios de comunicación, en prensa y he escuchado por la radio y las redes sociales nos han mostrado autoridades policiales de diferentes países del mundo interrogando a la gente sobre el motivo de su presencia en la vía pública”, señaló.

Relacionado: AI denuncia arrestos en centros de cuarentena obligatoria de Latinoamérica

El representante del Poder Ejecutivo reconoció que las medidas restrictivas atentan contra varios derechos, como el del libre tránsito y otros. Sin embargo, aseguró que las mismas fueron por salud pública.

“Sostengo que el criterio que emplea la organización es selectivo, está distorsionado y está fuera de contexto. Las disposiciones fueron aprobadas por el Gobierno, las hizo en aplicación del código sanitario con el respaldo del 100% de las fuerzas políticas del país”, afirmó. “Se hizo del punto de vista de la salud y no del derecho político”, agregó.

Villamayor señaló que la cuarentena obligatoria no restringió a algún colectivo, a los hombres, mujeres o a partidos políticos.

“Este comunicado es inoportuno está mal fundado, desconoce la realidad y muestra que existe todavía la extraña capacidad de juzgar a cada persona con un código distinto a la mañana y otro código penal a la tarde, por el solo hecho de juzgar”, aseguró.

Arrestos en los albergues

Sobre la parte del informe de AI que menciona a Paraguay por el arresto de personas dentro de albergues y habla de precarias condiciones de los sitios, Juan Ernesto Villamayor señaló que es difícil adjetivar un tema que debe ser definido con precisión.

“Creo que todos le vieron a la gente felicitando por el trato recibido y que ha hablado bien de las condiciones de salud, higiene y alimentación de los albergues”, sostuvo.

El funcionario del Ejecutivo fue consultado sobre cuáles serían los objetivos de la organización al señalar al Paraguay entre los países que violaron derechos humanos durante la cuarentena y este afirmó que se trataría de alguna búsqueda de “notoriedad”.

Nota relacionada: Repatriados: La lucha por sobrevivir tras el retorno y con pocas opciones

“Veo que medidas similares se aplicaron en otros países. Se cuidan muy bien (los de Amnistía) de criticar a los negacionistas que dijeron no importa, vamos todos hacia adelante. Poner en riesgo la salud parece que para Amnistía es absolutamente indiferente pero proteger la salud sí es condenada”, criticó.

El ministro secretario de la Presidencia de la República reiteró que cuando se trata de una pandemia se deben conjugar varios elementos y afirmó que ninguna de las medidas sanitarias tuvo intencionalidad represiva.

Dejá tu comentario