País

Repatriados: La lucha por sobrevivir tras el retorno y con pocas opciones

La situación de los connacionales que se habían ido del país para trabajar y que regresaron por la pandemia es dura, como lo es para miles de nuevos desempleados producto de la crisis económica.

Haydée Luraghi regresó de España el 4 de junio con sus dos hijos pequeños, mediante un vuelo humanitario y tras perder a su madre allá por coronavirus. Ella también se había contagiado de Covid 19 y estuvo hospitalizada.

Una vez en Paraguay cumplió la cuarentena obligatoria de 14 días en un albergue con sus pequeños. Hace un mes, cuenta, comenzó a vender masa para pizza y, antes, ropas de segunda mano que había enviado mientras trabajaba en Barcelona. De ese modo ayuda a su esposo, que es funcionario público, a cubrir los gastos de alquiler, servicios y alimentación.

Consciente de la situación del país, ella asume que conseguir trabajo hoy es un desafío: “Se está echando a la gente, no hay trabajo”, dice y tampoco recursos para un emprendimiento como “el barcito” que tenía antes de venderlo todo y pagarse el pasaje a España.

Ella no conoce iniciativa alguna del Estado que le facilite generar algo más para cubrir los gastos de su familia. “Ahora mismo es difícil la situación. Aguantamos como podemos”, expresa. Haydeé estuvo un año y medio en España y allá contaba con empleo, hasta que apareció el coronavirus por Covid-19.

Desde fines de marzo y hasta el 3 de setiembre regresaron al país 15.198 paraguayos, según datos depurados del Consejo de Defensa Nacional (CODENA).

¿Qué les ofrece el Estado?

Básicamente una bolsa de trabajo para vincularlos con una oportunidad laboral; cursos de capacitación a distancia del SNPP, Sinafocal y el Centro de Entrenamiento del Emprendedor (CEE) para los que deseen emprender; y guía en seguridad social para que puedan conocer y continuar con sus aportes jubilatorios.

Magdalena Battaglia, directora de Empleos del Ministerio de Trabajo resalta, sin embargo, que a la fecha solo 364 se inscribieron en la bolsa de trabajo. La funcionaria asegura que los servicios fueron puestos a disposición de los repatriados a través de materiales informativos distribuidos a cada albergue y hotel salud.

Pero su percepción es que la mayoría de los que retornaron al quedar sin empleo en el exterior, aguardan la reapertura de las fronteras y que reanuden los servicios de transporte internacionales para volver a los países donde se hallaban trabajando antes de la pandemia.

CONTRACARA. A casi 4 meses de haber vuelto al país, de los cuales estuvo 74 días en un albergue, Darío Viera (28) sigue buscando trabajo en su ciudad natal, Coronel Oviedo. “Está difícil conseguir trabajo. Los del Ministerio de Trabajo me habían llamado porque escribí una carta abierta a la ministra, porque decía que había mucha oportunidad laboral, pero después nunca más me llamaron. Era solo para tranquilizarme”, dice.

“Acá si no tenés amigo, si no trabajas en política, no tenés oportunidad. Las autoridades nunca se fueron a tomar datos de los que estaban en el albergue”, lamenta.

Viera había decidido viajar a la ciudad de San Pablo, Brasil, en busca de oportunidades, invitado por algunos familiares que ya estaban residiendo allí, luego de haber perdido su trabajo porque estaba alcanzando la antigüedad para tener estabilidad laboral en la empresa donde hacía de administrador, según su testimonio. Hace dos meses vive con sus padres. Tania (21), quien pidió que no sea identificada, es otra de las compatriotas que decidió volver al país al declararse la pandemia. Estaba trabajando en España. “Todas estamos sin trabajo. La mayoría de las 52 mujeres que estuvieron conmigo en el albergue eran señoras. Cuando volví ya había pagado por adelantado mi alquiler porque temía que sucediera esto”, relata. Antes, se dedicaba a la venta de ropas en forma independiente. La joven de Ciudad del Este estuvo en aislamiento en el liceo Acosta Ñu durante 22 días y hoy vuelve a ser una desempleada.


15.198 connacionales ya retornaron según registro del Codena, que abarca del 24 de marzo al 3 de setiembre.

5.723 provienen de la Argentina; 5.505, del Brasil; 1.753, de España; 794, de los EEUU; 458, de Chile, entre otros.

Dejá tu comentario