Nacionales

Indígenas sufren consecuencias de la sequía

Comunidades indígenas del Chaco padecen las consecuencias que acarrea la sequía. La mayoría de los pobladores se ven obligados a beber agua salada, situación que pone en riesgo la salud de muchos niños y mujeres.

Una de las comunidades indígenas más afectadas por la sequía, es la de Payseyamexempa’a del pueblo Enxet (Presidente Hayes). Según Rosalino Moreira, líder de la aldea Colonia 96, a esta altura los pobladores se ven forzados a beber agua salada.

Ante esta situación, Moreira manifestó su preocupación por la salud de los integrantes de la comunidad, especialmente la de niños y mujeres.

Lea también: Lluvia alivia al Chaco tras larga sequía, pero destruye caminos

Además, Moreira reveló que el Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (Senasa) se había comprometido a proveerles tanques de agua, hecho que nunca ocurrió.

Buena Vista es otra de las aldeas que enfrenta la misma problemática. Los pobladores de dicha localidad, en 2018 tuvieron que habitar al costado de la ruta que une a Pozo Colorado con Concepción.

En setiembre de este año, los aldeanos regresaron a su comunidad, a pesar de la falta de caminos. Ya son más de 40 familias las que viven totalmente aisladas.

Embed

Dejá tu comentario