24 jun. 2024

Impunidad adquirida

En junio de 2016, la ciudad de Pedro Juan Caballero vivió uno de los episodios de mayor violencia que recuerda la capital del Amambay, cuando una decena de sicarios tomaron las calles para acribillar a tiros al narcotraficante Jorge Rafaat Toumani.

Incautación de marihuana_.jpg

Narconegocio. Gremios quieren combate frontal. En la gráfica, una de las múltiples incautaciones de droga en el país.

Equipados como para la guerra, interceptaron la camioneta blindada de Rafaat en un semáforo y abrieron fuego con una ametralladora punto 50, también conocida como derriba aviones, adaptada e instalada en el interior de uno de los vehículos.

En un conteo preliminar se calcularon 200 tiros, en una balacera que duró de 20 a 30 minutos; a 100 metros del Departamento Regional de Investigación de Delitos de la Policía Nacional y a 200 metros de la sede de la Comisaría 2ª.

Los sicarios extendieron el terror por toda la ciudad disparando contra los negocios comerciales pertenecientes al asesinado Rafaat.

En abril de 2017, durante cuatro horas Ciudad del Este quedó sitiada. 60 miembros presumiblemente del Primer Comando Capital (PCC), con ropas camufladas y pasamontañas hicieron volar la fachada de concreto de la firma Prosegur SA para robar varias decenas de millones de dólares.

Con fusiles Punto 50, FAL, explosivos en gel y miguelitos, sitiaron medio kilómetro a la redonda, colocaron francotiradores en edificios, incendiaron vehículos y dispararon a todos los que se cruzaba. Hasta el sistema de alumbrado público fue apagado desde hacía algunos meses –según dijeron los vecinos–.

La policía se vio rebasada y tuvo que resguardarse en sus patrulleras en la zona del atraco.

El 11 setiembre de 2019, en plena siesta, un móvil de traslado que llevaba a bordo a 9 internos fue interceptado en la salida de la Costanera Norte, por un grupo comando con armas largas. El supuesto líder del Comando Vermelho, Jorge Samudio, alias Samura, fue rescatado por un grupo tipo comando, tras un ataque a tiros al móvil penitenciario que lo trasladaba a él y a otros ocho reclusos hasta la Penitenciaría de Emboscada.

En el tiroteo perdió la vida el comisario Félix Ferrari, de 43 años, quien iba al mando de la patrullera, custodiando el vehículo penitenciario.

Un vecino logró filmar el suceso y así se puedo ver el poderío de los delincuentes, quienes utilizaron armas de guerra, como en una película de acción, portaban chalecos antibalas y tenían el rostro cubierto con turbantes.

Samura había sido capturado por agentes de la Senad un año antes, y está acusado por tráfico de drogas, asociación criminal, tenencia de armas y abuso de identidad. Desde el 2011 se lo vincula con el Comando Vermelho y es considerado un criminal peligroso.

El Poder Ejecutivo se vio obligado a admitir que hubo entrega de dinero y un esquema montado que favoreció para que el Comando Vermelho pueda lograr la liberación del líder narco. No faltaron los “se va a investigar y sancionar a los responsables”.

Sin embargo, no son los PCC o el Comando Vermelho los únicos que hacen lo que quieren en este país.

La empresaria Dalia Angélica López Troche lleva dos años prófuga, luego de su implicación en la polémica visita del astro del fútbol Ronaldinho.

En marzo de 2020, la estrella brasileña llegó al país y terminó detenido por falsificación de pasaporte. Él llegó al país de mano de la Fundación Fraternidad Angelical, encabezada por Dalia López.

El 7 de marzo se cumplirán dos años de que una jueza declarara la rebeldía de Dalia López y orden de captura. Dalia Angélica cuenta con orden de captura nacional e internacional, está imputada por producción mediata y uso de documentos públicos de contenido falso y asociación criminal. Del esquema de falsificación participan funcionarios estatales y privados.

A estas alturas, esto de la impunidad en el Paraguay es como la marca país.

Más contenido de esta sección