Nacionales

Hasta 3 años de cárcel para padres de niños afectados por pirotecnia

El Ministerio Público advirtió que los casos de niños afectados por la pirotecnia serán sujetos a investigación y pueden derivar en penas carcelarias de hasta tres años.

Perder la patria potestad de los hijos e ir a la cárcel hasta por tres años son algunas de las posibles derivaciones legales relacionadas a los casos de niños que resulten con lesiones de gravedad a causa de la manipulación de la pirotecnia.

La fiscala Monalisa Muñoz dijo al programa La Lupa, que se emite por Telefuturo, que inicialmente se toman las medidas cautelares necesarias para precisar con claridad cuál es el ambiente familiar en que vive el niño.

El proceso, según precisó, se realiza en colaboración con la Defensoría de la Niñez, cuya tarea se aboca a evaluar si corresponde o no la pérdida de la patria potestad.

Lea más: Hospital de Trauma: 285 asistidos entre Nochebuena y Navidad

La representante del Ministerio Público precisó que la extrema medida se debe a que tanto las lesiones físicas de gravedad como los daños sicológicos sufridos por el niño a raíz de un accidente por pirotecnia pueden considerarse dentro de lo tipificado como causal.

Adelantó que los casos que se dieron en Navidad y los que, eventualmente, se registren en Año Nuevo, pasarán directamente a las fiscalías barriales, quienes abrirán un proceso penal investigativo en contra de los padres.

“Tomamos la decisión de remitir cada uno de los casos de los niños que fueron víctimas de estos hechos y que llegaron a emergencias al fiscal penal, porque tiene que ser del área competente del sitio donde ocurrieron los hechos”, explicó.

Nota relacionada: ¿Cómo proteger a las mascotas de la pirotecnia en fiestas de fin de año?

La fiscala señaló que, conforme lo estipulado en el Código Procesal Penal, existe una pena de entre seis meses a tres años de cárcel o multa, de comprobarse la negligencia en el deber del cuidado.

En las fiestas de Navidad, el Hospital de Trauma recibió a siete niños heridos con juegos pirotécnicos. Entre ellos, una niña tuvo lesiones oculares y un adolescente de 14 años resultó con una herida cortante en la córnea y perdió el ojo izquierdo.

El Centro Nacional de Quemaduras y Cirugías Reconstructivas (Cenquer), por su parte, registró el ingreso de tres menores de edad.

Un pequeño de solo 5 años terminó en Terapia Intensiva, luego de haber arrojado fosforito en un recipiente que contenía nafta.

Otro caso es el de un pequeño de 10 años, que sufrió quemaduras en el rostro a causa del mismo tipo de petardo, mientras que otro menor afectado, de 11 años, sufrió quemaduras superficiales en el muslo.

Dejá tu comentario