Política

Gobierno también renunció a USD 200 millones para ANDE

CLAVES. Además de vender potencia a Brasil, a precios superiores, la ANDE planteó otras ventajas.

COMPENSACIÓN. Para paliar el sobrecosto por la imposición de Eletrobras, pidió USD 200 millones.

MEJOR PRECIO. La ANDE también planteó que, si debía ceder su contratación, reciba un mejor pago.

INCÓGNITA. Hasta ahora no se sabe quién solicitó ignorar todos estos beneficios en el acta bilateral.

El ayudamemoria sobre las propuestas que hizo la ANDE, y que llevó Pedro Ferreira al Congreso Nacional, sigue revelando polémicas decisiones del equipo negociador paraguayo en las conversaciones mantenidas con las autoridades brasileñas y que terminaron con la firma del polémico acta bilateral entre las cancillerías para determinar la compra de potencia de Itaipú, de parte de ANDE y Eletrobras.

Lea más: Ex presidente de la ANDE dio hoja de ruta para investigación de la Fiscalía

Si bien el ítem 6, que establecía la posibilidad de vender 300 megavatios (MW) en el mercado brasileño (no a Eletrobras, sino a cualquier comprador), fue el punto más discutido en los últimos días, la estatal también planteó otras compensaciones, a cambio de aceptar el eventual aumento en la contratación de potencia que impuso Eletrobras y que le generaría un sobrecosto adicional.

En el punto 7 (ver infografía), la ANDE propuso que “de manera que en balance el Paraguay no debe sufrir perjuicio global en relación con la actual contratación, se deberá incorporar al costo operativo de la margen derecha, a partir del año 2020, el programa anual de obras complementarias de la ANDE, por valor equivalente a los aumentos en las erogaciones de la potencia contratada del periodo 2019-2022 de aproximadamente 200 millones de dólares. Dichos montos serán transferidos a la ANDE, conforme con el cronograma, a los efectos de licitar las obras, servicios y adquisiciones respectivas”.

De acuerdo con el cronograma de contratación que hizo la estatal paraguaya, el aumento en la adquisición de potencia en el periodo 2019-2022 iba a representar más de USD 200 millones en el sobrecosto y por tal motivo se pidió incluir este punto en el acuerdo, con el propósito de poder sopesar los gastos.

El ex titular de la ANDE aseveró ante senadores y técnicos que, en todo momento, se solicitó a la Cancillería Nacional que defienda estos ítems y que se tomen como la propuesta del Estado paraguayo; es decir, que el planteamiento de la compañía eléctrica represente al Gobierno, lo que no terminó sucediendo.

Además, la empresa nacional remarcó que la propuesta de Cancillería representaría un importante aumento de golpe en los pagos por la potencia contratada para los próximos tres años.

Por tal motivo, hizo la propuesta de que los ajustes en la contratación se realicen recién a partir del 2020, atendiendo al tiempo que se requiere para las previsiones en los respectivos presupuestos de la institución, lo cual será compensado con aumentos en los siguientes años a razón del 15% anual. Esto tampoco fue respetado.

PUNTO 5. Otro aspecto resaltante es el quinto punto del borrador de propuestas de la empresa pública. Menciona que “de forma a paliar variaciones desfavorables significativas en las condiciones electroenergéticas del sistema brasileño, el Brasil podrá solicitar al Paraguay la reducción temporal del contrato de la ANDE, de forma a contar con una mayor cantidad de energía para el sistema brasileño. En dichos casos, la tarifa a ser considerada será el mayor valor entre: a) el costo de la energía garantizada, b) el promedio del costo de la energía garantizada y el valor del precio de liquidación de diferencias (PLD) del sistema brasileño”.

Este ítem, primeramente, le daba la autonomía a la ANDE para decidir la reducción de su contratación y, en caso de que se acepte, proveer más potencia al país vecino, se recibiría una compensación justa, en comparación a lo que se abona hoy.

Pese a que el ex embajador paraguayo en Brasil Hugo Saguier Caballero les afirmó a los técnicos de la ANDE que iban a recibir los USD 200 millones para contrarrestar los gastos que llevaría el aumento de potencia. Pedro Ferreira destacó que la intención era que todo esto quede acordado por escrito, de manera que haya reglas claras, pensando en la futura renegociación del Anexo C del Tratado.

NO SE SABE QUIÉN SACÓ. Hasta el momento, Ferreira no ha revelado quién fue la persona que ordenó ignorar todos estos beneficios para el Estado paraguayo. El ingeniero ya fue entrevistado por la Fiscalía y exhibió las conversaciones que mantuvo con el abogado José Miguel Rodríguez González, quien se presentaba como asesor del vicepresidente Hugo Velázquez y quería negociar la venta de potencia de Itaipú en favor de la comercializadora brasileña Leros.

Según los funcionarios de la ANDE, si se aprobaban los puntos propuestos, la estatal iba a poder sopesar sin problemas el aumento de la contratación de potencia que le impuso la Eletrobras.

Embed

Embed

Incertidumbre en estatal para retomar negociaciones

Tras las renuncias de Pedro Ferreira, como presidente de la ANDE; y de Fabián Cáceres, como gerente técnico; la estatal quedó prácticamente con doble acefalía. Hasta el momento, el Poder Ejecutivo no emite el decreto que nombra al nuevo mandamás de la empresa pública. De acuerdo con fuentes de la Presidencia, Félix Sosa, director de Gestión Regional, es el candidato más firme para ocupar el puesto. Inclusive, su asunción estaba marcada para el pasado martes.

El nombramiento del nuevo titular se hace más que necesario, no solo por darle orden al manejo interno de la ANDE, sino porque las negociaciones con Eletrobras, por la compra de potencia de Itaipú para el 2019 - 2022, volvieron a caer en el ámbito técnico.

Tras la anulación del acta bilateral, el Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) informó que ahora ya no participará de las conversaciones con los representantes brasileños y todas las tratativas quedan en manos de las empresas contratantes. Otro punto relevante es que Itaipú no está facturando por la venta de su producto, por lo que no está llevando una contabilidad formal. Las autoridades brasileñas de la hidroeléctrica explicaron que no pueden facturar si primero no hay un acuerdo entre ANDE y Eletrobras.

MANTENER LA EMPRESA. Si bien Cáceres renunció y se aprestaba a tomar sus vacaciones, la falta de un presidente le obligó a volver a su despacho. Conversó con el ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, y este le pidió que siga al frente de las gestiones de la ANDE, hasta tanto se nombre al nuevo presidente.

El gerente técnico comentó que reunió a todos los ejecutivos y les pidió que la empresa siga operando normalmente, que se redoblen esfuerzos, pero aclaró que no firmará ningún tipo de contrato o adjudicación. Se harán los pagos justos y necesarios, como salarios y viáticos, para el normal funcionamiento de la ANDE; pero no tomará decisiones claves, dado que el presidente que venga deberá estar de acuerdo, apuntó.

Acerca de retomar las negociaciones con Eletrobras, precisó que no recibió ninguna instrucción de Wiens, y afirmó que tampoco le corresponde volver a iniciar los diálogos. Acotó que ya llegó a la ANDE la nota de la Cancillería en la que se informa que las conversaciones con Itaipú y la empresa brasileña deben volver a reanudarse cuanto antes. Por tal motivo, Cáceres enfatizó que urge la designación del titular.

En más de una ocasión, el funcionario ratificó que prefiere dar un paso al costado y ya no seguir en su cargo, dado que este puesto es de confianza del titular de la estatal.

Además de Sosa y Cáceres, figuran en la primera plana de la ANDE Luis Torres, gerente comercial; Sonia Rojas, gerente financiera; Ubaldo Fernández, director de Planificación; y Andrés Ramírez, director de Distribución.

PASADO. ANDE y Eletrobras mantienen el impasse en la contratación de potencia de Itaipú desde principios de año. En febrero de este año, Ferreira, Cáceres y Fernández habían ido a Brasil para intentar llegar a un acuerdo con la empresa brasileña, pero no hubo solución. Tras darse una tregua de 90 días, y mantener los niveles de contratación previstos, el conflicto pasó al ámbito de las cancillerías.

Presiones de los brasileños eran muy grandes

Pedro Ferreira, ex presidente de la ANDE, aseveró que la presión ejercida por el Gobierno brasileño era muy intensa. Primeramente hizo que la Itaipú deje de facturar por la venta de su potencia, desde enero, y luego solicitó que el conflicto técnico llegue a las altas partes contratantes.

Para el ex rector de Ingeniería de la UNA, resulta inadmisible que un país tan grande haya estado ejerciendo coacción sobre una nación más pequeña. Sin embargo, las autoridades paraguayas de la Itaipú afirmaron que el dinero siguió entrando a la central, aunque no existan facturas.

La misma prensa brasileña alertó que la administración de Jair Bolsonaro veía difícil seguir pagándole a Paraguay por la cesión de energía de Itaipú y royalties, si es que la ANDE y Eletrobras no llegaban a un acuerdo.

Meses atrás, el periódico Estadão de San Pablo, informó que el Gobierno tiene por objetivo revisar el pago a nuestro país por la cesión de energía.

Recientemente, el propio Bolsonaro calificó de “concesiones absurdas” las que dieron a Paraguay los gobiernos que le precedieron.

Dejá tu comentario