Nacionales

Fiscalía investiga de oficio violencia familiar en Presidente Franco

La Fiscalía investiga de oficio un caso de violencia familiar en el cual una mujer fue agredida con una piedra por su pareja, pero no quiso realizar la denuncia contra el hombre. El hecho se registró este martes en la ciudad de Presidente Franco, Departamento de Alto Paraná.

Alrededor de las 13.30 de este martes, la doctora Liliana Rodríguez, del dispensario médico del barrio San Blas de Presidente Franco, comunicó a la Policía Nacional que llegó al centro asistencial una mujer, de 28 años, con heridas cortantes en la cabeza, producto de violencia familiar.

Lea más: Alertan sobre señales para reconocer riesgos de feminicidio

Los agentes policiales se constituyeron en la vivienda de la víctima, quien manifestó que este lunes su pareja le arrojó una piedra a la cabeza, supuestamente por motivos de celos, y que luego huyó rumbo a la ciudad de Coronel Oviedo, en el Departamento de Caaguazú.

La mujer manifestó que no realizaría la denuncia contra su presunto agresor y tampoco quiso brindar mayores detalles del hombre.

EN CASO DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER.png

El caso será investigado de oficio por la fiscala Olga Melgarejo, informó el periodista de Última Hora Edgar Medina.

Señales sobre riesgos de feminicidio

En Paraguay, las mujeres que fueron víctimas de feminicidio vivieron muchos años con varias características que son fundamentales para reconocer los riesgos sobre este flagelo.

Nota relacionada: Víctimas de violencia machista tienen más riesgo de morir por cualquier causa

Desde el Ministerio de la Mujer dan algunas alertas para que la mujer sepa que está en peligro, como por ejemplo: si la pareja está siempre celosa y desconfía, si la mujer se siente insegura y tiene miedo de cómo puede reaccionar su pareja.

Feminicidio.png

Así también, si el hombre abusa con frecuencia de bebidas alcohólicas u otras sustancias, rechaza o no les da importancia a los comentarios de su pareja, controla el celular de la mujer, su ropa, el dinero.

Otras señales son cuando el agresor pega, empuja, grita, rompe cosas, golpea paredes o las puertas, obliga a tener relaciones sexuales incómodas o cuando la mujer no lo desea.

Dejá tu comentario