25 jun. 2024

Fiscalía acusa a implicado en secuestro y asesinato de Cecilia Cubas

El Ministerio Público presentó acusación y solicitó juicio oral contra Lorenzo González Martínez, procesado por el secuestro y homicidio de Cecilia Cubas, hija del ex presidente de la República Raúl Cubas. La mujer, quien debía cumplir 50 años este sábado 14 de enero, fue encontrada muerta en una fosa el 16 de febrero de 2005.

Lorenzo González Martínez.png

Finalmente fue extraditado al país Lorenzo González Martínez, procesado por el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas.

Foto: Gentileza.

En coincidencia con la fecha en la que se conmemora el nacimiento de Cecilia Cubas, el fiscal interino de la Unidad Penal 2, especializada en hechos punibles contra la libertad de las personas, formuló acusación contra Lorenzo González Martínez por secuestro y homicidio doloso agravado.

Asimismo, pidió al Juzgado Penal de Garantías la elevación de la causa a juicio oral.

Junto con la acusación, el Ministerio Público entregó 16 tomos de carpetas fiscales y un cúmulo de evidencias vinculadas a la causa.

Lorenzo González Martínez, de 45 años, fue detenido el 24 de noviembre de 2017, en São Paulo, Brasil. Desde entonces, la Justicia de Paraguay inició los trámites para que sea extraditado y juzgado por el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, hija del ex presidente de la República Raúl Cubas (1998-1999).

Lea más: Procesado por secuestro de Cecilia Cubas es extraditado a Paraguay

Tras varias diligencias, finalmente el ahora acusado llegó al país, en carácter de extraditado, el 3 de febrero de 2022.

González Martínez aparece en un video de una supuesta reunión política grabada en el 2004 en el entonces Partido Patria Libre que formó las plataformas del actual grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Según los investigadores, el hombre es fusilero del EPP, quien también participó de la toma de rehén de Cecilia Cubas durante su secuestro.

Cecilia Cubas fue secuestrada el 21 de setiembre de 2004 en la vía pública, en los límites de las ciudades de Fernando de la Mora y San Lorenzo, por parte de cinco hombres armados que habían interceptado su camioneta.

Su muerte fue confirmada el 16 de febrero de 2005, tras el hallazgo de su cuerpo en una casa ubicada en el barrio Mbocayaty de la ciudad de Ñemby, Departamento Central.