Sucesos

Es alarmante aumento de policías denunciados por hechos delictivos

La cantidad de uniformados presuntamente involucrados en extorsión ponen en crisis la seguridad interna. El ministro Giuzzio admitió que seguirán los cambios en filas policiales para mejorar resultados.

La Policía Nacional es la institución encargada de brindar resguardo y protección a la ciudadanía, además de ofrecer una sensación de seguridad a la población, previendo hechos delictivos de todo tipo. Lejos de eso, hoy en día ver a un policía cerca, recorriendo en una patrullera o realizando una barrera de control, provoca por lo general y en cierta manera una sensación de temor.

Esto, teniendo en cuenta los tantos hechos delictivos o de corrupción en que se ven salpicados agentes policiales.

En el portal oficial de la Policía Nacional se resalta su principal misión, que es “garantizar la seguridad y el orden interno de la República del Paraguay, a través de estrategias orientadas a un mejor servicio a la ciudadanía, con un desarrollo previsible, eficiente y transparencia, con capacidad operativa, preventiva e investigativa, logrando la reducción de hechos punibles, así como el debido resguardo de los derechos de las personas, entidades y sus bienes”. Nada más lejos de la realidad. Hechos recientes dejan sospechas del mal uso de la autoridad y del uniforme de algunos agentes que son denunciados por extorsión, siendo plenamente reconocidos por sus víctimas.

En otros casos de presunta corrupción, hasta resultó detenido el subcomisario Juan Medina, subjefe de la Comisaría 1ª de San Lorenzo, cuando intentaba rescatar, según sus pares, a un presunto narco capturado con una carga de cocaína.

seguirán cambios. Al respecto, el ministro del Interior Arnaldo Giuzzio lamentó los estos hechos que involucran a efectivos de la Policía y reconoció que la situación es crítica; dijo que seguirán los cambios en las filas policiales en busca de mejores resultados. Además, el secretario de Estado reflexionó que los resultados no se darán en un corto plazo y que llevará un tiempo depurar las filas policiales.

Giuzzio ya había advertido que todos los casos comprobados de corrupción serán sancionados y los agentes deberán demostrar lo que valen en su trabajo para continuar en la institución y animó a la ciudadanía a seguir denunciando hechos irregulares en el actuar de los efectivos policiales.

Igualmente, valoró a la gente que se anima a denunciar los casos de extorsión. “La gente se está animando y está denunciando”, dijo.

manchan la institución. Sobre los casos de extorsión que involucran a uniformados, la comisaria María Elena Andrada, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, había lamentado que “penosamente los casos de extorsión por parte de compañeros manchan las filas policiales y de muchos que vienen haciendo un buen trabajo”, por lo que instó a la ciudadanía a no ceder a los chantajes de los agentes.

La comisaria mencionó que existe una tolerancia cero por parte del comando institucional para con los agentes involucrados en hechos delictivos o de corrupción. “Con la nueva legislación de la Policía Nacional se está facultado a dar de baja a los agentes implicados en hechos punibles, una vez que cuenten con evidencias suficientes”, indicó.

Dejá tu comentario