Nacionales

Diputados aprueban ley de diplomáticos tras consenso con sindicatos

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles la polémica ley del servicio diplomático con modificaciones, luego de idas y vueltas, y finalmente un consenso con los sindicatos de la Cancillería Nacional.

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles con modificaciones el proyecto de ley del Servicio Diplomático, Consular, Administrativo y Profesional del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República del Paraguay. El proyecto vuelve a la Cámara de Senadores.

Luego de idas y vueltas, y poco antes de que tenga una sanción ficta, la Cámara de Diputados aprobó el resistido proyecto del servicio diplomático que se presentó en la Cámara de Senadores. Varios sindicatos de diplomáticos mostraron su rechazo a la propuesta legislativa tal y como se encontraba, en tanto que los administrativos pedían su aprobación.

Los diputados se vieron en la tarea de buscar un consenso para el proyecto, mediante audiencias públicas y la participación del canciller nacional Julio Arriola, quien abogó por la aprobación con las modificaciones.

Lea más: Piden rechazo al proyecto de ley sobre servicio diplomático

El diputado Derlis Maidana mencionó que se realizaron varias audiencias públicas y con el canciller Julio Arriola se pudo acercar a los funcionarios y llegar a un acuerdo sobre varios puntos básicos para que pueda ser promulgado y aprobado.

Asimismo, manifestó que la decisión de aprobación con modificaciones cuenta con apoyo de tres gremios de la Cancillería y las modificaciones fueron firmadas por el ministro de Relaciones Exteriores y las comisiones de la Cámara de Diputados.

“Esta ley tiene como objeto ordenar, actualizar y modernizar el servicio diplomático e incorporar el servicio administrativo y técnico, que hasta hoy solo está en funcionamiento a través de decretos del Poder Ejecutivo”, señaló.

Entérese más: Diputados manda a Comisión proyecto que politiza servicio diplomático

De igual manera, expuso que el proyecto busca subsanar injusticias internas y también equilibrar la Junta de Calificaciones. El diputado desmintió la intromisión de políticos en la Cancillería Nacional y comentó que se logró bajar de 25% a 20% el artículo que habla de las designaciones consulares o cupos políticos.

Entre otras cosas, detalló que con el documento se logra el reconocimiento de la Academia Diplomática como un instituto superior avalado por el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y que la ampliación del escalafón administrativo regirá para funcionarios permanentes con al menos tres años de antigüedad.

“No existen nuevos rubros, ya que los funcionarios ya se encuentran dentro del presupuesto de la Cancillería Nacional. Nadie entra por la ventana en ningún servicio, todos por concurso”, remarcó.

Sobre el punto, explicó que el proyecto necesita de G. 13.000 millones para dar operatividad a la nueva ley, que deroga la Ley 1335/99, que se encuentra vigente, por lo que piden al canciller que lo implemente de manera gradual.

Entérese más: Sigue estudio del proyecto que “politiza” la diplomacia

La diputada Rocío Vallejo celebró que por fin se logró consensuar un texto para ser tratado, ya que de lo contrario se tendría una sanción ficta.

“Lo que estamos derogando es una ley modelo, nacida en el corto gobierno de Raúl Cubas, pero que trascendió a varios gobiernos, basada en la meritocracia. Se establecía por primera vez que las personas tenían que entrar por méritos a la carrera diplomática”, resaltó.

También destacó que con la ley vigente se hicieron 14 concursos públicos para ingresar a la carrera diplomática, con cerca de 2900 postulantes, de los cuales ingresaron 163, de diferentes departamentos, en casi similares porcentajes de hombres y mujeres.

La legisladora de Patria Querida dijo que a pesar del consenso sobre el proyecto, existe un retroceso, debido a que la ley actual establece que el cupo político en consulado es igual a cero, pero en la modificación se baja del 25% que propone el Senado a 20%.

Sobre el punto, recordó que cuando era fiscala le tocó investigar un Consulado en Buenos Aires donde detectaron más de USD 200.000 de perjuicio patrimonial, falsificación de documentos, estampillas, funcionarios fantasmas y que la persona que ocupaba el cargo no estaba ni por si acaso en la carrera diplomática.

“En este punto existe un retroceso, pero atendiendo al esfuerzo, acompañan la versión consensuada”, adelantó su voto.

“La ciudadanía nos reclama sancionar leyes que fortalezcan las instituciones, porque la ciudadanía reclama no más cupos políticos, no más funcionarios por la ventana, no preparados en cargos con sueldos multimillonarios. Esta ley que estamos derogando es un ejemplo, funcionarios como estos que ingresaron es lo que queremos ver”, finalizó Vallejo.

El diputado Derlis Maidana respondió a Vallejo, mencionándole que en la nómina actual de funcionarios se sobrepasa el 35% en el cupo político y que se da porque la ley vigente en su artículo 10 faculta al presidente de la República a designar a todos los funcionarios sin pertenecer al escalafón y que el proyecto actual lo que hace es delimitar a solo el 20%.

Varios diputados de diferentes bancadas también celebraron que se haya llegado finalmente a un consenso sobre el proyecto.

Dejá tu comentario