Economía

Con las últimas lluvias registradas mejoró la situación de la soja en el Sur

 

El desarrollo de las plantas de soja preocupa en el Sur del país debido a la falta de humedad, pero afortunadamente para los productores las últimas lluvias llegaron a un 80 a 90% de áreas de cultivo en el Departamento de Itapúa. Las zonas más afectadas siguen siendo las parcelas cercanas al río Paraná, donde las precipitaciones fueron escasas.

El agua sigue siendo escasa en el Sur del país, donde la soja tempranera está generando los granos y necesita de mucha humedad para lograr un alto rendimiento. Por eso, las últimas lluvias fueron cruciales para los cultivos. “Mejoró bastante la situación”, dijo Óscar Gallas, técnico de la Cooperativa Colonias Unidas, que se dedica a la producción de la oleaginosa.

Sin embargo, aclaró que zonas de María Auxiliadora, Capitán Meza, Obligado y otras, sufren la falta de lluvia, ya que solo reciben aguaceros, mientras que las ciudades más beneficiadas fueron Capitán Miranda y Mayor Otaño.

“Hay productores que van a estar muy golpeados y el vecino puede de repente estar mucho mejor porque le vino un aguacero. Por eso va a estar difícil diagnosticar una merma a nivel general”, explicó.

En cuanto a la soja de medio ciclo, comentó que es la que más está resistiendo. Su cosecha se prevé en la segunda quincena de enero, en tanto que la recolección de las tempraneras comenzó en algunas áreas y tal como se pronosticó presentan un rendimiento menor a lo esperado.

En la campaña 2019/2020 se espera una producción de al menos 10,5 millones de toneladas para recuperar las pérdidas en las exportaciones registradas el año pasado. En esta ocasión, debido al atraso en la siembra, la cosecha se extenderá hasta marzo.

Dejá tu comentario