30 nov. 2023

Carmelo Peralta en crisis suministra agua cruda del río

25864693

Asistencia. En un camión cisterna distribuyen agua cruda.

GENTILEZA

A pesar de que la planta de agua potable de la localidad de Carmelo Peralta, en Alto Paraguay, está cerca de la ribera del río Paraguay no abastece de manera constante con agua potable a toda la población debido a las constantes averías y la falta de mejoras en las infraestructuras.

Esta localidad con más de 4.000 habitantes afronta el déficit de agua potable en medio del intenso calor que azota el suelo chaqueño. La planta tiene averías y está suspendido el servicio.

Para paliar la situación se distribuye agua cruda del río Paraguay casa por casa con un camión cisterna. El concejal municipal, Lorenzo Sosa, encabeza la distribución del líquido en los barrios afectados que son San Miguel, Caacupemí y Don Bosco.

El camión cisterna es prestado de una empresa privada que permite suministrar el agua una vez a la semana a las familias de manera gratuita.

Aparentemente la planta de agua potable ya no abastece a la población numerosa y la ciudad requiere de nuevas infraestructuras para satisfacer la necesidad en época de calor y sequía.

Los pobladores claman un proyecto para una nueva planta de tratamiento que pueda beneficiar con agua potable a todos los habitantes ya que lo que se tiene actualmente es insuficiente y cada día se sufre ante la ola de calor que atraviesa el Chaco.

Carmelo Peralta es una población en crecimiento que cuenta con ruta asfaltada y está en construcción un puente sobre el río Paraguay para unir con Brasil, sin embargo la localidad chaqueña carece de lo primordial que es el acceso al agua potable. AM

Más contenido de esta sección
Importantes precipitaciones de los últimos días en Alto Paraguay llevaron alivio a la población que soporta meses de aguda sequía. Los caminos que se vuelven trampas siguen siendo el reverso.
Los recientes temporales registrados en el país –con intensas lluvias y fuertes vientos– conforman la carta de presentación de este fenómeno climático, cuya previsión es que siga hasta el primer trimestre de 2024.
Pobladores de la zona baja de Ciudad del Este reportaron la aparición de caracoles africanos, incluso, en el interior de sus viviendas. Aconsejan evitar tocarlos, ya que pueden transmitir hasta 20 enfermedades.
Cerca de 300 familias de cuatro compañías rurales de Pilar quedaron bajo agua debido al desborde del arroyo Ñeembucú. Las intensas lluvias evidenciaron las fallas en el diseño de la defensa costera.