Autoridades de Alto Paraná exigen soluciones ante escasez de agua potable

Autoridades de Alto Paraná exigieron este lunes al Gobierno central soluciones ante la escasez de agua potable en el Departamento, como también la falta de tratamiento de aguas residuales.

El intendente electo de Ciudad del Este, Miguel Prieto, y el gobernador de Alto Paraná, Roberto González Vaesken, participaron este lunes de una reunión con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, con el objetivo de exigirle soluciones ante la escasez de agua potable que afecta a diferentes barrios y ciudades del departamento.

El intendente de Ciudad del Este indicó que se van contentos con el compromiso de un importante proyecto de cara al 2022, el cual asegura apoyarán desde la Comuna y la Gobernación de Alto Paraná.

Asimismo, mencionó que en Ciudad del Este se tienen pozos artesianos secos y barrios enteros donde no hay agua potable.

Lea más: En Alto Paraná arranca el proyecto de abastecimiento de agua potable

El titular del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Arnoldo Wiens, explicó que ya existe un ambicioso proyecto que prevé la inversión de entre USD 1.200 y USD 1.300 millones para buscar una solución a la escasez de agua potable y al tratamiento de aguas residuales en Presidente Franco, Ciudad del Este, Minga Guazú y Hernandarias.

https://twitter.com/PresidenciaPy/status/1452617877664710659

En ese sentido, adelantó que ya se tiene firmado en Hacienda el proyecto para iniciar la primera etapa que abarcará Presidente Franco y aproximadamente la mitad de Ciudad del Este, con USD 200 millones aprobados por el BID y la JICA.

No obstante, detalló que analizarán ampliar el monto y abarcar la totalidad de Ciudad del Este en una primera etapa, tras el pedido de las autoridades.

Wiens señaló que el proyecto está a la espera de poder ser enviado al Senado apenas exista un espacio fiscal y que creen que se dará en marzo del año que viene. El proyecto, según el ministro, tendría una duración máxima de 24 meses y beneficiará a unas 900.000 familias aproximadamente.

El representante de la cartera de Obras manifestó que se están perforando pozos en Alto Paraná de hasta 3.000 metros que quedan secos rápidamente y que en la cárcel de Minga Guazú se perforó un pozo de 500 metros para llegar a un poco de agua, pero que la situación es desesperante.

Por su parte, el presidente de la Essap, Natalicio Chasse, agregó que se tiene en construcción una planta de tratamiento para Ciudad del Este, que estará terminada en diciembre de este año y beneficiará a 2.400 viviendas en zonas críticas para enfrentar el verano.

Dejá tu comentario