Nacionales

Antinarcóticos incauta alrededor de 739 kilos de marihuana en Amambay

Agentes del Departamento de Antinarcóticos de la Policía Nacional realizaron en la noche de este martes un allanamiento a una vivienda en la ciudad de Pedro Juan Caballero, en el Departamento de Amambay, e incautaton 739 kilos de marihuana prensada y picada.

El allanamiento se realiza en el interior de una vivienda ubicada sobre la calle 2 de Mayo entre Daniel Diez y Antonio Machado del barrio San Juan Neuman, de la ciudad de Pedro Juan Caballero. En el sitio fueron hallados aproximadamente 569 kilos de marihuana prensada ya lista para ser comercializada y 170 kilos de la droga picada.

Marcos Velázquez, subcomisario de Antinarcóticos regional de Amambay, informó a Última Hora que en el domicilio además se hallaron una zaranda, prensas de madera y de metal y que se trata de un "mini laboratorio de marihuana" difícil encontrar en una zona urbana.

Explicó que el supuesto responsable de la droga es un hombre joven, cuya identidad no dio a conocer, que alquiló la vivienda desde hace un mes y que en el momento del allanamiento no se encontraba en el lugar.

"Lo llamativo es que se hallaron dos fosas tipo caleta dentro de la casa, que están vacías, presumimos que iban ser usadas para esconder la marihuana", agregó.

El propietario de la vivienda dijo a los intervinientes que en el sitio vivían dos a tres personas que se manejaban en dos vehículos.

En el momento del operativo, dos personas lograron darse a la fuga al trepar la muralla de un vecino y hasta el momento no hay ningún detenido.

Por su parte, el comisario Hugo Grance, del Departamento de Antinarcóticos, manifestó a los medios de comunicación que procedieron al allanamiento a raíz de algunas informaciones que venían manejando.

Refirió que esta clase de laboratorio de procesamiento de marihuana generalmente se realiza en los montes, informó el periodista de Última Hora Marciano Candia.

El Departamento de Antinarcóticos de la Policía Nacional realiza incursiones en los montes, por lo que se presume que los responsables de la droga pensaron que estarían más seguros en la zona urbana.

Dejá tu comentario