Política

Añetete sondea con la oposición un punto final al juramento de Cartes

 Senadores que responden a Mario Abdo plantearon a varios referentes de la multibancada presentar una resolución en la que ratifiquen su respeto a la Constitución. Dicen que si entra Cartes, sale Gusinky.

Las aguas se mantienen divididas no solo al interior de la ANR, sino en general en los distintos sectores políticos dentro de la Cámara Alta, en torno al pedido de Horacio Cartes de ocupar una banca.

Mientras el propio titular del Congreso, Silvio Ovelar, insiste en que no hay números a favor del ex presidente, se está gestando un plan para poner un punto final al tema.

Algunos referentes del sector de Colorado Añetete, que responden al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, quieren liquidar el asunto.

Trascendió que estuvieron haciendo un sondeo con sus pares de la oposición sobre la posibilidad de presentar en la sesión de mañana una resolución en la que ratifican su defensa a la Constitución. Dentro de ese contexto, la intención es que no se permita el juramento de Cartes y se convierta en un caso cerrado.

Con ello quieren demostrar que el cartismo y sus aliados no tienen los votos para imponer el juramento del ex presidente.

De hecho, Ovelar anunció que estaría poniendo a consideración del pleno la nota del ex mandatario. Además está esperando un dictamen jurídico y en principio refirió que hipotéticamente, en el caso que Cartes ocupe una banca, la que debe irse es Mirta Gusinky.

“Primero se tendría que convocar a una sesión extraordinaria. Se requieren de 11 senadores que soliciten. En el pleno se necesitan 23 senadores en sala para que pueda ocupar su banca”, explicó. “Pero como dije off de récord (fuera de micrófono) el problema del ex presidente no es de carácter jurídico. Está habilitado por la Corte y la Justicia Electoral lo ha proclamado”, manifestó.

“El problema es de carácter pitagórico, números. No hay números. Tenemos que ser honestos. He hecho un rápido sondeo y los números no cierran. Faltan muchos números”, refirió el parlamentario.

Refirió que a favor del juramento de Cartes solamente habría 12 a 13 votos. Sin embargo, el cartista Javier Zacarías Irún aseguró que solamente faltan 1 o 2 votos.

“Hoy Cartes ya no es presidente. No tiene el mismo poder que tuvo hace cinco años. Hasta los que eran sus aliados estratégicos”, reveló. Entre las que ya no estarían apoyando figuran los senadores Lilian Samaniego, Derlis Osorio y la propia Gusinky.

En cuanto al bloque de Añetete, Beto refirió que solamente tres son los que apoyan, y admitió que no hay una postura unificada sobre Cartes.

“Con honestidad digo que no creo que Añetete vote en este momento de manera uniforme”, remarcó.

Sale Gusinky. De acuerdo a la lógica de Ovelar, haciendo una hipótesis, en el caso que Cartes finalmente pueda ocupar su banca, la que debe irse es Gusinky. No obstante, admitió que una vez que juran ya son senadores y forman parte del cuórum, con relación a Gusinky y Rodolfo Friedmann.

Lo que no queda claro es cuál sería el mecanismo para que Gusinky se quede sin banca, ya que de acuerdo a la Constitución solo puede ser a través de la pérdida de investidura. Según Ovelar, solamente se debe dejar sin efecto la resolución de Lugo.

El problema (de Cartes) es de carácter pitagórico. No hay números. Tenemos que ser honestos. Silvio Ovelar, titular del Congreso.

Dejá tu comentario