24 de agosto
Jueves
Despejado
24°
36°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
jueves 27 de julio de 2017, 08:08

Así fue la función especial de Amaluna para niños humildes

Este martes se realizó el preestreno del show Amaluna, del Cirque Du Soleil, en el Puerto de Asunción. Para esta función la alfombra roja se extendió para niños y adolescentes de escasos recursos y personas con un interés particular hacia las artes circenses que económicamente no podrían acceder a este tipo de eventos.

La empresa canadiense, como parte de su responsabilidad social empresarial, ofrece en cada país visitado y con cada show itinerante una función especial para personas de escasos recursos, esos interesados en todo lo que tenga que ver con arte pero sin recursos para costearse una entrada a una de las funciones.

En Paraguay, el preestreno se realizó este martes y participaron de él niños de varias zonas carenciadas del país, algunos con sus padres y otros con sus profesores.

Algunos de los beneficiados fueron alumnos de Bochin, una escuela de arte que recibe de forma gratuita a los niños y niñas interesados en mejorar en la lectura, en el teatro, en la música, algunos van para aprender a ejecutar instrumentos y aprender malabares.

Embed

"La música, las luces, el escenario, la tecnología, pero sobre todo el esfuerzo que hace cada uno de sus artistas", esto fue lo que más sorprendió a Aura Brítez, parte del elenco Bochin Teatro-Clow.

La profe comentó a ÚLTIMAHORA.COM que tiempo atrás ya la gente de Canadá, ciudad donde se centra el Cirque Du Soleil, se puso en contacto con ellos. Primeramente se interiorizaron sobre la labor de esta escuela de arte.

Embed

Jorge Brítez, director de la academia, les comentó sobre el trabajo que hacen con niños y adolescentes de Isla Bogado, Luque, La Plaza Trébol, en los Bañados y con comunidades campesinas e indígenas, donde se trabaja con niños de escasos recursos.

"Después de este contacto pensábamos que nos iban a regalar algunas invitaciones, pero no imaginamos que su plan, como lo hicieron finalmente, era darnos 50 entradas", celebró Aura.

La travesía

Lo primero que hicieron fue invitar a los niños del barrio y a sus alumnos. Luego alquilaron un bus escolar en el que transportaron a todos los niños hasta el Puerto de Asunción. "Le dimos una entrada al chofer del bus, quien llevó a su hijita y gracias a eso nos hizo un buen precio", relató la cuentacuentos.

Ya en el colectivo, camino al circo, iban cantando, felices, alegres, predominaba la algarabía tanto en los chicos como en los adultos.

"Pero lo mejor fue verlos llegar ante la inmensidad de la carpa y los ojos brillantes después de la primera escena", relató. Confirmó que ver los ojos de sus alumnos brillar ante tan majestuosos espectáculo no tiene precio. "Es una acción loable, digna de destacar", dijo.

Logró ver a chicos de otras escuelas de teatro y artes de ambos Bañados de Asunción y a jóvenes teatreros y circenses que están empezando en la profesión en Paraguay.

"También estaban de la Convención de Circos del Paraguay y destacados artistas nacionales enfocados en las telas, el trapecio y otras acrobacias", comentó.

Para Aura, a Paraguay aún le queda mucho por crecer en las artes escénicas, pero considera que hay muchas posibilidades y que estamos yendo por buen camino.

Jorge Brítez, por su parte, expresó que posiblemente la función especial para los chicos fue uno de los mejores momentos de su vida por el simple hecho de ver a niños de todas las edades disfrutar de Amaluna.

Recomiendan a las personas que cuentan con las posibilidades económicas que paguen sus entradas, ya que cada guaraní vale la pena después de las casi dos horas de espectáculo.