17 de agosto
Jueves
Parcialmente nublado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 13 de mayo de 2017, 12:09

Acampan frente a facultad por un cupo para postulantes de Medicina

La aparición de un comunicado en donde se establecía que el cupo se redujo a solo 170 postulantes, después de que en años anteriores fuese ilimitado, hizo que tanto los postulantes como los padres de familia acamparan desde el jueves frente a la facultad esperando el inicio de las inscripciones, que será el martes 16 de mayo.

Carlos Aquino - San Pedro

Todo un revuelo se armó entre los postulantes al cursillo de ingreso en la Facultad de Medicina, sede Santa Rosa del Aguaray, quienes, sentados, otros acostados y algunos con su camping, acampan frente a la facultad para no perder su lugar. Es más, cada postulante puso su nombre en la silla y el número que le toca, atándolo a una larga cuerda para que otros no vengan a querer sacarles su lugar.

Con esta limitación, centenares de jóvenes quedarán sin posibilidad de probar el ingreso a Medicina, por lo que piden una reconsideración para ampliar el cupo, señalando que no pueden restringirles la posibilidad de estudiar a los jóvenes.

"Apareció un comunicado donde se dispuso que el cupo era solamente 120, luego se alzó a 170, entonces los padres vinimos a acompañar a nuestros hijos porque creemos que es injusto, porque es una manera de restringir a los jóvenes a que sigan una carrera. Siempre se habla de la necesidad de más médicos; sin embargo, con esto se les priva a los jóvenes la posibilidad de seguir estudiando. Pedimos a las autoridades que revean su postura, porque esta cantidad es muy poca, estamos acampando aquí desde el jueves y vamos a estar hasta el martes 16, día de las inscripciones", señaló José Mercado, quien vino desde San Pedro de Ycuamandyyú para acompañar a su hija.

Nadia Sequiera, una de las postulantes, dijo que es una lástima que se tenga que tratar de esta manera a los que quieren seguir la carrera.

"Nos dijeron que se redujo porque no se tienen aulas amplias para más estudiantes, que tampoco existen suficientes docentes que quieran venir a enseñar en Santa Rosa. Pedimos a nuestras autoridades que vean la forma de ampliar el cupo. Aquí nuestros padres están con nosotros sin dormir y todo eso porque quieren que sus hijos sigan estudiando. No queremos que nos priven de seguir esta carrera", indicó la joven.

La filial de la UNA tiene un cupo de 40 ingresantes cada año, pero para los postulantes era ilimitado.

Desde la redacción del diario no pudimos tener la versión de ninguna autoridad de la UNA en la zona.