Nacionales

Rocío Casco ataca a Camilo Soares tras su imputación

La ex diputada Rocío Casco habló este jueves sobre la imputación en su contra por los supuestos hechos de tráfico de influencias, coacción y coacción grave, en el marco de una denuncia presentada por el líder de su ex partido, Camilo Soares, del P-MAS.

La denuncia del sociólogo y líder del P-MAS, Camilo Soares, habla de un esquema de recaudación paralela dentro de la Municipalidad de Asunción, del que supuestamente tenía conocimiento el propio intendente, Mario Ferreiro, y que también involucra a sus sobrinos, Alberto Ferreiro Paz y Fernando Ferreiro Ayala, además de funcionarios de la comuna.

Lea más: Camilo Soares sostiene que Ferreiro estaba en conocimiento de recaudación paralela

Soares señala que se enteró del esquema y que encaró al propio intendente, con quien anteriormente tenía afinidad política, pero su situación financiera se vio afectada posteriormente, ya que hasta le embargaron la casa. No obstante, refiere que a través de intermediarios del jefe comunal le ofrecieron pagarle el alquiler de una casa a cambio de su silencio.

En ese contexto, presuntamente la ex legisladora Rocío Casco, junto al también imputado Aureliano Servín, ex director de Recursos Humanos de la comuna, se reunieron con el ex director de la Unidad de Contrataciones de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Alfredo Guachiré, para pedirle que incriminara a Soares en la causa conocida como coquitos de oro.

La causa data de cuando Soares era ministro de la SEN por una supuesta sobrefacturación en la compra de panificados para la cartera de Estado y que hasta ahora continúa sin resolverse.

La ex diputada, quien había abandonado el PMAS y llevado consigo a varios referentes de dicha nucleación, expresó a la Radio Monumental 1080 AM que este jueves se enteró a través de las redes de lo que pasaba sobre el allanamiento por hechos de corrupción a la Municipalidad de Asunción, pero que no entiende la imputación por tráfico de influencia en su contra, cuando que no ejerce ningún cargo público.

Entérese más: Mario Ferreiro habla de "aprietes políticos" tras allanamiento a Comuna de Asunción

En ese sentido, refirió que se trata de una imputación política a causa de su abandono al PMAS en 2017, ya que en ese entonces recibió supuestamente las siguientes amenazas por parte de un "rencoroso" Soares: “Te voy a cagar la vida, te vas a arrepentir para siempre de lo que me hiciste. No creas que te vas a quedar así, te odio”, entre otras, razón por la cual lo bloqueó en todas las redes.

Sobre los audios en los que la diputada presuntamente le ofrece ayuda fiscal a Guachiré en su casa a cambio de que declare contra Soares, la ex legisladora dijo que el ex funcionario de la SEN la buscó por varios meses y que ella nunca buscó incriminarlo.

Le puede interesar: Fiscalía allana Municipalidad de Asunción

La ex parlamentaria sostuvo que le tenía miedo a Guachiré y que no confiaba en él, pero que después de un año el hombre se acercó a ella para decirle que él estaba dolido y arrepentido y que quería contarle todo sobre Soares, porque “le cagó la vida”.

Casco manifestó que el ex funcionario le convocó para decirle que iba a declarar en contra de Soares y que contaría todo sobre el caso, ya que su juicio oral estaba en puerta.

No obstante, la legisladora no negó la autenticidad del audio en el que se la escucha ofreciéndole ayuda de una fiscala al también procesado por presunta sobrefacturación en la SEN y solo se limitó a atacar a Soares.

"Yo vivo en alquiler, ando en colectivo y me entregué siempre plenamente a causas sociales", aseveró, a la vez de aclarar que todavía no tomó la decisión de si ejercerá su defensa a través de la Defensoría Pública.

Entre tanto, dijo que el propio Soares se acercó a la Fiscalía a hacer la entrega de las supuestas pruebas, en pos de generar una situación con Mario Ferreiro y mezclar todo.

"Quién es el patrón de Camilo ahora es lo que yo me estoy preguntando. Quién es el que está dando la orden para esto", cuestionó.

La ex diputada finalizó diciendo que su imputación no tiene nada que ver con ningún proceso licitatorio y que entiende el caso como una situación política.

Dejá tu comentario