Nacionales

Policía custodió a tripulantes de avión iraní hasta hotel de Ciudad del Este

La Policía Nacional confirma que escoltaron hasta el hotel a la tripulación venezolano-iraní, que se encuentra retenida en Argentina por sospechas de vínculos con el terrorismo. El comandante alega que fallaron los controles de Aduanas y Migraciones.

El jefe de la Dirección Policial de Alto Paraná, Benicio Ramírez, confirmó a radio Monumental 1080 AM que realizaron el acompañamiento policial de la tripulación del avión iraní hasta el hotel, luego de descender en el aeropuerto Guaraní, ubicado en el Departamento de Alto Paraná.

La aeronave y los tripulantes actualmente están retenidos en Buenos Aires, Argentina. Algunas de las personas que formaban parte del vuelo fueron calificadas como terroristas por los Estados Unidos.

El avión carguero estuvo tres días en Paraguay y luego tomó vuelo llevando una importante carga de cigarrillos de la empresa Tabesa, propiedad de Horacio Cartes.

De acuerdo con el jefe policial, el acompañamiento a los 11 venezolanos y 7 iraníes, que llegaron a bordo de la aeronave, se realizó a pedido del despachante de vuelo, sin que se tenga una alerta previa.

Asimismo indicó que los controles le competen a todas las instituciones del aeropuerto Guaraní, como Aduanas y Migraciones, y que la Policía Nacional es el último anillo de seguridad y que por protocolo se les da cobertura policial a autoridades nacionales, extranjeras o comitivas, en caso de solicitud del despachante de vuelo.

Nota relacionada: "Avión venezolano-iraní ingresó al país como vuelo privado y salió como comercial"

Por su parte, el comandante de la Policía Nacional, Gilberto Fleitas, también confirmó el hecho y manifestó que hay un protocolo en el aeropuerto Guaraní, porque siempre existieron amenazas de hechos punibles, ya que se transportan divisas diariamente.

No obstante, dijo que la Policía ni siquiera tuvo la identidad de los tripulantes y que es habitual que cuando llegan extranjeros a dicha estación aérea se los custodie hasta el hotel, más aún cuando llegan en horario nocturno.

Fleitas reveló que después de que los tripulantes salieron del país tomaron conocimiento del hecho y un encargado de la Policía Nacional, en materia de terrorismo, se constituyó en el hotel de Ciudad del Este, donde se hospedaron los tripulantes, para recabar datos.

También afirmó que no tuvieron un informe de alerta de las instituciones del Estado o ninguna alerta roja por parte de la Interpol, que es la institución que provee información sobre hechos cometidos a nivel internacional.

Precisamente, el subdirector de Seguridad de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), Gustavo Sandoval, fue destituido y se abrió un sumario contra otro funcionario por no dar aviso a la Secretaría de Inteligencia.

No obstante, el ministro del Interior, Federico González, negó este martes que los tripulantes hayan recibido custodia policial hasta el hotel en el que se hospedaron tras descender en el aeropuerto Guaraní de la ciudad de Minga Guazú.

“Que tuvieron custodia policial no, custodia policial no. La información realmente llegó después de que partió el avión; la sospecha surgió antes de llegar y al llegar, sobre todo por el número de tripulación y las nacionalidades de los tripulantes, pero custodia policial en absoluto, no para nada (sic)”, remarcó.

Sin embargo, el director de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil, Félix Kanazawa, reveló a un medio local que los tripulantes recibieron custodia policial hasta su hotel y que hay imágenes de las cámaras de circuito cerrado que lo acreditan, aunque desconoce el motivo de la custodia.

Lea más: Ejecutivo no sabe por qué Fiscalía no investiga caso de avión venezolano-iraní

El avión se encuentra retenido en Argentina ante las sospechas del contacto de sus tripulantes con grupos terroristas, entre ellos el piloto del avión Gholamreza Ghasemi, “asociado” a la Fuerza Al Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní y al Hezbollah del Líbano, ambos acusados por el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

La aeronave Boeing 747, de la empresa Emtrasur con bandera venezolana, pero de procedencia iraní, llegó a Paraguay el 13 de mayo pasado y aterrizó en el aeropuerto Guaraní, en Minga Guazú, Departamento de Alto Paraná. La aeronave fue contratada para el traslado de cigarrillos por valor de USD 775.000 con destino a Aruba.

El FBI afirmó que la empresa aérea de Ghasemi tuvo “participación directa” en distintas actividades terroristas.

Dejá tu comentario