Nacionales

Policía de Colombia ofrece recompensa de USD 122.000 por información sobre sicarios

La Policía de Colombia ofreció este martes USD 122.000 por cualquier tipo de información sobre los sicarios que acabaron con la vida del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, quien se encontraba de luna de miel en la península de Barú.

El director de la Policía de Colombia, Jorge Vargas, dio este martes de tarde una conferencia de prensa, donde anunció una recompensa inicial, "que irá aumentando", por información sobre los presuntos sicarios que acabaron con la vida del fiscal paraguayo Marcelo Pecci.

Asimismo, dijo que se encuentra en comunicación con autoridades paraguayas y los fiscales de Colombia para dar con los autores materiales e intelectuales, estén donde estén, en cualquier parte del mundo.

Lea más: Policías y fiscales viajan a Colombia para investigar asesinato de Marcelo Pecci

El director mencionó que el monto de 500 millones de pesos, unos USD 122.000 al cambio actual, es inicial y podría subir, en coordinación con las autoridades paraguayas.

https://twitter.com/FiscaliaCol/status/1524139601220325378

En ese sentido, remarcó que es fundamental identificar y ubicar a la persona cuya imagen fue difundida por la Fiscalía de Colombia, tanto en aeropuertos y áreas de transporte, por lo que piden a la comunidad que colabore.

Entérese más: ¿Qué investigaciones realizaba el fiscal Marcelo Pecci?

“Esperamos que en los próximos minutos podamos darles a la comunidad nacional e internacional otros elementos para que todas las personas nos ayuden a ubicar más personas dentro del esclarecimiento de este hecho, que enluta a Colombia, al Paraguay y a la Justicia a nivel mundial”, manifestó.

Vargas también anunció que dos investigadores llegarán a Paraguay en las próximas horas, como también habló del involucramiento de las autoridades de Estados Unidos.

Le puede interesar: Fiscalía de Colombia difunde imagen de presunto sicario

El agente fiscal paraguayo fue asesinado este martes en horas de la mañana por dos sicarios que llegaron a la playa privada a bordo de un jetski, con vestimentas similares a los guardias del hotel Decameron, en la península de Barú, en Cartagena, Colombia.

Dejá tu comentario