Política

"Podrían surgir dos nombres y quienes no lleguen podrían ser senadores de lujo"

El senador expuso preocupación por el lento avance de la Concertación y en gran medida culpó a Efraín Alegre. Sostuvo que los que no entren en la chapa podrán pugnar por ingresar al Parlamento.

Diego Barreto Por Diego Barreto

En entrevista para Última Hora, el senador Blas Llano celebró la iniciativa de una mesa exclusiva donde los precandidatos debatirán para llegar posiblemente al consenso de ideas y posiblemente de candidaturas. Considera que Alegre es poco probable que se incorpore a dicha mesa porque está jugando “un partido solo”. Señaló que la candidatura de Euclides Acevedo enriquece la Concertación porque su figura trasciende el espectro meramente opositor y da posibilidad de sumar votos más allá incluso de colorados. Calificó una vez más de perdedor a Alegre y que su política personalista va en detrimento de las chances de alternancia en 2023 haciéndole directamente el juego a los colorados. Mencionó también que le conviene a la oposición que en la interna de la ANR triunfe Hugo Velázquez, ya que cree que no suma votos por fuera de su partido.

–Ahora que ya están todos los candidatos, ¿cuál es el siguiente paso que se debe dar para forjar un acuerdo para el 2023?

–Primero celebro que los precandidatos se hayan sentado a hablar y ahora tienen la intención de crear una mesa de diálogo en forma exclusiva. Yo creo que ese es el camino. Y para el 2023, en primer lugar, desde mi punto de vista se tiene que dar cuanto menos dos presupuestos básicos para tener una fórmula presidencial, una chapa presidencial de la oposición que tenga reales posibilidades de ganar las presidenciales del 2023. La primera es que se debe dar una unidad dentro del principal partido de oposición, que es el Partido Liberal Radical Auténtico, nos guste o no nos guste el PLRA es la columna vertebral de la oposición y entonces necesariamente se debe articular la manera que todos los sectores internos del PLRA, todos los movimientos internos encuentren una forma de una participación real y efectiva. No sencillamente aparecer como furgón de cola en las decisiones que pueda tomar motu proprio el presidente del partido sin consulta previa con nadie; por ejemplo, para la firma de ese documento de la Concertación, cuyo documento en sí ni siquiera fue discutido mucho, y menos analizado ni debatido en el seno del Directorio partidario, que es la conducción nacional del partido. Entonces esa unidad partidaria es un primer elemento a tener en cuenta y lamentablemente hoy en día es muy difícil, porque quien debe tener la iniciativa y el que debe trabajar para que eso suceda es el presidente del partido. Y el presidente del partido no lo puede hacer o mejor dicho no lo quiere hacer porque el también tiene un interés personal que es su candidatura a presidente de la República. Entonces, él, cuando va por ejemplo a la mesa de presidente del partido de oposición, ¿en calidad de qué va? Y para mí está claro que él va como candidato de un sector interno del partido liberal y entonces él utiliza el cargo de presidente del partido para su beneficio y sus ambiciones de carácter personal.

–¿Qué debe reunir un candidato ganador y cuál es la chapa de su preferencia?

–Si yo hubiese sido presidente del PLRA en este momento ya tendríamos una chapa de toda la oposición. Tendríamos una lista parlamentaria de primera de toda la oposición y lo más importante, tendríamos un programa de gobierno único a consideración del pueblo paraguayo. Pero lo que pasa es que para eso debés tener la libertad de no ser juez y parte al mismo tiempo. Porque cuando vos sos juez y parte en una construcción de una alternativa plural y democrática –como la Concertación–, no tenés ninguna posibilidad de llegar a un éxito en esa misión.

–¿Entonces se descarta que Alegre entre a negociar o buscar el consenso en esa mesa de la mayoría?

–Reitero. Creo que es un paso demasiado importante y Alegre no va a ir a esa reunión porque él solamente quiere ir a una mesa donde él sea el único protagonista visible y el resto sencillamente se acople. Es por eso que él no fue a esa reunión en la que también se le invitó y ni creo que vaya a una reunión así. Pero ese es el camino, la hoja de ruta.

–¿A este ritmo apeligra romperse ese acuerdo de concertación?

–Y mirá... Va a depender mucho del segundo punto que es la unidad de la oposición y para que haya unidad de la oposición las reglas del juego deben ser claras para todos. Los derechos y obligaciones –y me refiero a los candidatos o las candidatas a presidentes de la República, hoy tenemos un importante número de candidaturas a las cuales se suma desde el viernes el doctor Euclides Acevedo con su renuncia a la Cancillería Nacional. Ellos no tienen realmente un espacio de participación, por eso yo digo que la mesa de presidente de partidos de oposición debe dedicarse a elaborar y a trabajar en un programa de gobierno mínimo de la concertación, porque en el hipotético caso de que ganemos, qué vamos a hacer en materia de seguridad, materia de educación, en materia de salud pública, ¿cuál es la propuesta? Qué esperanza le vendemos al pueblo paraguayo y hasta este momento no hay nada de eso, nadie está trabajando, nadie le da importancia a eso que es fundamental.

–Su sector señala que Efraín Alegre estaría operando con el Gobierno en algunos temas, tomando el caso de la Gobernación de Central como detonante. ¿Qué piensa?

–Eso está claro. Para nosotros es clarísima la aproximación y no solo en ese caso, sino en la designación de Matías Godoy en la Dibén dos días después de haberle defenestrado arbitraria e ilegalmente a Dionisio Amarilla como tesorero. Y lo que ocurrió en la Gobernación de Central fue una verdadera vergüenza, una entrega descarada de los concejales departamentales del efrainismo.

–¿Acusás al efrainismo de ganar cupos dentro del Gobierno?

–Yo sostengo que sí y a los hechos me remito. Absolutamente, y si nos detenemos a otro caso como la designación del senador Víctor Ríos, como ministro de la Corte, quien además opera impunemente haciendo política interna partidaria llamando por teléfono y abiertamente a favor del efrainismo.

–¿Qué responde, en cambio, a quienes a su movimiento encasillan como afín al cartismo?

–En qué por ejemplo.

–En los votos de parlamentarios, diputados, por ejemplo.

–Ellos tienen un criterio muy independiente, yo siempre digo que yo no soy su papá ni su hermano mayor. En definitiva, cada uno tiene un liderazgo regional importante, algunos votan en un sentido, otros en otro sentido.

–A la oposición, ¿qué candidato del Partido Colorado le conviene que gane?

–Hugo Velázquez, porque no creo que él trascienda las fronteras del Partido Colorado, no creo que él consiga un solo voto fuera del Partido Colorado.

–¿Hay posibilidad de consenso para el 2023 en la oposición?

–Soy optimista en que ellos van a encontrar una fórmula para el consenso. Para la chapa dos nomás podemos elegir, en caso de consenso. Ahora los que no entran y no están en la candidatura para el Ejecutivo porque no integran una lista de la Concertación en el Senado, sería un lujo tenerles a ellos en una lista en el Senado. Acá no es que uno va a cabalgar sobre el otro y le va dejar de lado, no se trata de eso. Además habrá otros espacios.

  • Para nosotros es clarísima la aproximación (de Alegre) al Gobierno, por el caso de la Gobernación de Central.
  • Si yo hubiese sido presidente del PLRA en este momento teníamos una chapa de toda la oposición.
  • Velázquez (es más ganable), porque no creo que trascienda las fronteras de la ANR ni consiga un solo voto fuera. Blas Llano, senador del PLRA.

Dejá tu comentario