Nacionales

"Para nosotros no es Año Nuevo, estamos incompletos", dicen hijas de Félix Urbieta

Las hijas y la esposa de Félix Urbieta, secuestrado hace más de tres años, realizaron una conferencia de prensa en Horqueta, Departamento de Concepción, clamando nuevamente a los captores que se comuniquen con la familia y que lo liberen.

Doña Hermelinda Agüero de Urbieta y sus hijas Liliana y Norma Urbieta emitieron un nuevo comunicado dirigiéndose a los miembros del Ejército de Mariscal López (EML), quienes en el año 2016 secuestraron a don Félix Urbieta. La familia implora por noticias del hombre y por volverlo a ver.

“Para nosotros no es Año Nuevo, no hay fiesta, estamos incompletos”, comentó Liliana Urbieta entre lágrimas. A su vez, indicó que se mantienen dispuestos a negociar por la liberación de su padre, informó el periodista de Última Hora Justiniano Riveros.

“Ustedes solamente conocen la verdad de todo y en sus manos se encuentra el destino de nuestro padre, ustedes son familia, y como familia le imploramos que concluyan con el dolor y desesperación de una esposa, de hijas y de nietas y brindennos una prueba de vida o noticia creíble de nuestro padre”, rogó.

Nota relacionada: A 3 años del secuestro de Félix Urbieta, familiares piden que lo dejen volver a casa

En el mismo sentir, Norma Urbieta se dirigió a Feliciano Bernal Maíz, identificado como unos de los captores y quien se habría separado del grupo EML, para ahora forma parte de la Asociación Campesina Armada (ACA), según inteligencia de la Fuerza de Tarea Conjunta.

“Yo creo que él (Feliciano Bernal Maíz) también sabe de mi papá y le pido a él, queremos información o noticias de mi papá”, clamó.

Una esperanza de vida

Por su parte, doña Hermelinda reveló que hace un mes recibió información por parte de un conocido de la familia, de que se vio supuestamente a don Félix Urbieta con el grupo armado en la zona de Capitán Bado, Departamento de Amambay.

Señaló que esta noticia les da un poco de esperanza de que su esposo pueda regresar con su familia.

Félix Urbieta se encuentra en cautiverio desde hace tres años y dos meses, siendo uno de los secuestros más largos de la historia del país, luego del plagio de Edelio Morínigo, quien también continúa desaparecido.

Desde el secuestro de Urbieta, el grupo EML envió a los familiares siete cartas y cinco videos como pruebas de que él seguía vivo. Sin embargo, desde hace ya más de un año perdieron todo tipo de contacto con los criminales y nada saben de don Urbieta.

El monto exigido por los criminales para la libertad del ganadero era de USD 500.000, pero la cifra bajó a USD 350.000.

Dejá tu comentario