Nacionales

"No se debe repetir modelo del barrio San Francisco", afirma sacerdote

El padre Pedro Velazco, quien trabaja desde hace 30 años con las familias del Bañado Sur, aseguró que el modelo aplicado en el barrio San Francisco no se debería repetir con la reubicación de los pobladores con las obras de la Costanera Sur.

El Bañado Sur se ve afectado por las obras de la Costanera Sur, emprendidas por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC). En la zona viven unas 11.000 personas, de las cuales gran parte serán afectadas por los trabajos.

Ante esta situación, el padre Pedro Velazco, fundador del Centro de Ayuda Mutua Salud para Todos (Camsat), explicó durante el programa La Lupa, emitido por Telefuturo, que se buscará que los habitantes del Bañado Tacumbú tengan un impulso para salir de la pobreza a través de estas obras.

El sacerdote destacó que en esta zona el 80% de los habitantes están organizados en la Asamblea Permanente Unidos por la Franja, lo que propicia la delineación de acciones que permitan a los pobladores mejorar sus condiciones de vida.

“Tenemos una asamblea de 120 integrantes que nos reunimos cada mes. El trabajo social es fundamental para salir de la pobreza. Al final se ha hecho que haya una integración entre la avenida, el lago Yrupé y el barrio”, explicó.

Lea más: Costanera Sur es una obra social y humanitaria, asevera titular del MOPC

Ocupación de humedales

Con el avance de las obras, son unas seis cuadras del vecindario las que deberán desplazarse hacia otro lugar, por lo que se están llenando unas 60 hectáreas de humedales para la construcción de las viviendas donde las familias empezarán una nueva vida.

https://twitter.com/Telefuturo/status/1527990293307473920

“Para nosotros, no ser indudables es un problema menor. El problema real es la pobreza y lo que nos preocupa es cómo hacer para que la gente mejore su calidad de vida. Para esto, la educación y el trabajo son fundamentales. En el Bañado hay una sola escuela para 11.000 personas, con solo hasta el sexto grado. Esperamos que en el nuevo barrio haya un centro educativo modelo”, explicó.

Asimismo, el sacerdote dijo que ya se firmó un convenio con el MOPC para que se capacite a 2.000 personas, de manera que estas puedan trabajar en las obras, no solo como ayudantes, sino como personal especializado.

El padre Pedro Velazco afirmó que con las obras en la zona del Bañado Sur, no se debería repetir el modelo aplicado en el barrio San Francisco. Este vecindario surgió como solución habitacional para los pobladores del Bañado Norte, afectados por la construcción de la Costanera Norte. La zona presenta muchos problemas y vive una ola de inseguridad.

Lea también: Ejecutivo promulgó préstamo para programa de viviendas en Bañado Sur

“Es una experiencia que no se debe repetir ni copiar. No solo es entregar viviendas. Meter 3.000 familias es hacer una ciudad y debe contar con componentes recreativos, comunitarios y de salud. Si los pobladores no se apropian del proyecto, hemos empezado mal. La gente no es bolsa de papa”, dijo.

En la misma línea, el sacerdote mencionó que los mismos pobladores vieron la necesidad de que sus viviendas sean unifamiliares y no monobloques como se da en el barrio San Francisco. “No se puede meter a una persona recicladora en un tercer o cuarto piso”, explicó.

“Queremos que la gente se implique en el barrio y que no nos formen solo como ayudantes. Queremos ser buenos especialistas, haciendo dos o tres cursos por año. Pensamos que la construcción es un rubro con futuro y mucha gente va a dejar de ser pobre”, recalcó.

Las obras

Las obras de la Costanera Sur fueron aprobadas bajo la modalidad “llave en mano”, prevista por la Ley 5074/13, que permite al Estado transferir la responsabilidad de la obra al contratista, desde el diseño hasta procurar las fuentes de financiamiento.

Mediante un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de USD 100 millones el Gobierno construirá unas 2.000 soluciones habitacionales para la población en riesgo de inundaciones en la zona del Bañado Sur.

La construcción abarca una extensión de aproximadamente 7,7 kilómetros de avenida en el Bañado Sur de Asunción, desde las cercanías con el cerro Lambaré hasta las inmediaciones del RI 14, conectándose con las vías de la Costanera Norte.

La obra contempla, además, la construcción de un carril de servicio, que formará parte de la urbanización del área de 66 hectáreas a ser rellenadas para viviendas.

Dejá tu comentario