Nacionales

Necropsia confirma que joven murió de un balazo y no a causa de la explosión del vapeador

La Fiscalía informó este miércoles que luego de la realización de la necropsia del cuerpo de la adolescente de 16 años se pudo confirmar que murió por un disparo y que no perdió la vida a causa de la explosión de un vapeador. Su hermanastro quedó detenido por ser el principal sospechoso de disparar contra la menor.

La fiscala Gladys González informó que este miércoles se realizó la necropsia del cuerpo de la adolescente Romina Aylen Peralta Rodríguez, de 16 años, que confirmó que fue víctima de homicidio, tras encontrarse un proyectil calibre .22 en uno de los órganos, que fue retirado por personal de balística del Departamento de Criminalística.

Mencionó que las sospechas indican que su medio hermano —que estaba con ella en la habitación cuando ocurrió el hecho— fue el que realizó el disparo que acabó con la vida de la joven. El sospechoso identificado como Wilmar Javier Baliero Rodríguez, de 19 años, ya quedó detenido y está a disposición del Ministerio Público.

Lea más: Adolescente muere por supuesta explosión de un vapeador en Lambaré

La representante del Ministerio Público mencionó que el papá de la víctima también confirmó que su hermano estaba en la habitación con ella cuando la encontró.

"Estaremos evaluando la conducta posterior de los padres, porque ellos dieron una información totalmente errónea acerca de cómo sucedieron los hechos”, expresó a NPY.

La agente fiscal comentó que se estará evaluando la conducta de los profesionales médicos que atendieron a la víctima en el Hospital General de Lambaré, el lunes pasado, en horas de la noche, teniendo en cuenta que le realizaron la reanimación obviando un informe en relación con la herida encontrada este miércoles.

Nota relacionada: Fiscala señala que adolescente usó el vapeador cuando estaba enchufado

Sostuvo que los médicos más bien se enfocaron en lo que relató el padre de la adolescente, quien argumentó que supuestamente se produjo la explosión de un vapeador y falleció por eso.

“Estamos ante un caso de homicidio. Ahora bien, tenemos que determinar si es culposo o doloso. Durante la investigación se podrá confirmar (eso)”, agregó.

El vapeador no sufrió alteración, dice fiscala

La agente fiscal explicó que la necropsia se realizó teniendo en cuenta de que en un principio se dijo que la adolescente falleció tras la explosión del vapeador. Sin embargo, especialistas inspeccionaron el cigarrillo electrónico y "contundentemente" manifestaron que ese elemento de prueba "no sufrió ningún tipo de alteración por ninguna explosión y estaba entero".

"Con más contundencia reforcé mi hipótesis y solicité al Juzgado Penal de Garantías de Lambaré la realización de la exhumación y la necropsia. Desde un inicio, los padres no querían que se realice la autopsia", agregó.

Comentó que desde un principio la investigación estaba enfocada en el vapeador y que se analizó si es que había consumido con alguna sustancia prohibida, si hubo una explosión, si era un vapeo recargable o si era electrónico, considerando que existen diferentes tipos de cigarrillos electrónicos.

Hallan proyectiles en el ropero del sospechoso

La fiscala Gladys González aseguró que los padres se sorprendieron tras el giro de la investigación y detalló que se analizará la conducta de ambos, quienes no tenían conocimiento de que había un arma de fuego en la vivienda. Sostuvo, además, que se hallaron algunos proyectiles en el ropero del sospechoso, quien cuenta con antecedentes por exposición al peligro en el tránsito terrestre.

"El disparo fue en el pecho, lado derecho, sin orificio de salida. Según refirió la mamá, los hermanos tenían sus peleas. Él vivía acá un tiempo, y otro tiempo (lo hacía) con su papá en Luque. Luego (convivía) con la novia y no tenía residencia fija acá", agregó.

González expresó que desde que sucedió el hecho, el sospechoso desapareció y recién este miércoles se constituyó en el domicilio. Manifestó que el joven no estuvo en el velorio ni participó en el duelo familiar. La fiscala confirmó que el arma de fuego usada en el crimen aún no se localizó.

El hecho se registró el lunes pasado, en horas de la noche, en el interior de una vivienda ubicada en la ciudad de Lambaré, Departamento Central.

Dejá tu comentario