Turismo

Museos invitan a un recorrido al pasado de las Colonias Unidas

Los visitantes pueden conocer la historia de Hohenau al visitar el Centro Histórico Cultural Edwin Krug, ubicado en el centro mismo de la comunidad. El local es el principal referente turístico de esta localidad y uno de los más importantes del departamento, ya que ofrece a los visitantes un recorrido por la historia de los primeros inmigrantes que poblaron la zona y parte de la historia del Paraguay.

El Museo queda en la esquina de la avenida Fundadores y Camino Viejo. Se abre al público de lunes a viernes de 7.00 a 12.00 y de 14.00 a 17.00. Los sábados, de 8.00 a 12.00, con acceso gratuito.

museo2.JPG
El lugar tiene unos 3.000 objetos antiguos.
El lugar tiene unos 3.000 objetos antiguos.

En sus instalaciones se exponen antiguos utensilios, prendas, maquinarias, muebles y enseres que se remontan a la llegada de los europeos a esta parte del continente sudamericano a principios del siglo pasado.

El local ofrece interesantes espacios, cuyo recorrido se inicia en la planta baja donde se cuenta con una nutrida biblioteca en la que se pueden encontrar textos de todo tipo en los idiomas alemán y español. En el segundo piso está el Salón Paz del Chaco, donde se encuentra una galería de fotografías de soldados combatientes oriundos de la localidad. Se cuenta allí con el uniforme verdeolivo, utilizado en ese entonces, armas, banderas y espadas.

Al lado se ubica otro salón donde se guardan objetos de la historia de la colonia de alemanes, iniciada en el año 1900. Desde jarras de vidrio, losas, tazas de té y una jarra enlosada que perteneció a una antigua pobladora.

Bella Vista

Esta comunidad de Colonias Unidas posee tres museos apasionantes. Después de ver el museo de Hohenau el turista puede llegar al Museo de Inmigrantes, ubicado en la plaza central del distrito, que alberga una variada colección de objetos que acompañaron a los fundadores y pioneros de la ciudad. Fotografías, curiosidades, automóviles y maquinarias, que invitan a recorrer el pasado y aumentar los conocimientos del desarrollo de este hermoso lugar.

También aquí se encuentra el Museo Los Fundadores, con más de 3.000 objetos antiguos recolectados por su propietario, Ernesto Fischer, quien desea mantener viva la historia de los primeros pobladores inmigrantes alemanes que fundaron la ciudad y transmitirlo a otras generaciones.Algunos de los primeros artículos fueron motocicletas de la marca Honda de los años 90-70 y una Triumph Inglesa de los años 40.

Además conserva utensilios antiguos del hogar como: pavas, ollas, cuchillos, máquinas de coser de Alemania y Brasil. Asimismo, básculas antiguas de más de 150 años, máquina trilladora artesanal, desgranadora de maíz, un reloj y un joyero que datan del año 1750, artículos bélicos como: armas de la Guerra del Chaco, la Guerra de la Triple Alianza, la Guerra de México, la Primera y Segunda Guerra Mundial.

El Museo está ubicado sobre la calle Eusebio Ayala en el barrio 8 de Diciembre de Bella Vista. Está abierto al público de martes a sábados de 8.00 a 11.30 y de 14.00 a 18.00. Y los domingos, de 14.00 a 18.00.

El Museo Casa Raatz, un sueño largamente anhelado por la familia Raatz-Ulbrich, abrió sus puertas hace dos años. Es el edificio del antiguo almacén de ramos generales –lugar donde se creó la famosa Yerba Mate Pajarito– y la casa familiar de Lauro Raatz y Sara Ulbrich, dos edificios hoy históricos y emblemáticos en Bella Vista.

museo4.JPG
<p>El museo Casa Raatz abrió sus puertas hace dos años. </p>

El museo Casa Raatz abrió sus puertas hace dos años.

Posee documentos, objetos y muebles originales. Con estos objetos de la época se recrean los ambientes originales, incorporándose textos e infografías y también expresivas e ilustradoras obras de arte que complementan y amplían el conocimiento de lo expuesto.

El Museo Casa Raatz no es solo un museo más, sino una institución dedicada a la preservación de la memoria familiar y a la difusión del legado empresarial, filantrópico y cultural de Lauro Raatz y su esposa.

Lapachal

Carros y gangas para bueyes, arados, sulki, rueda de carreta, máquina de coser, palangana y molino de madera, ollas, máquina de escribir, radio transistor a lámparas, balanzas y otros objetos antiguos de los primeros inmigrantes de origen alemán forman parte del museo de tecnología e historia Paracelsus, creado por el ingeniero Ronaldo Dietze, en su granja de la compañía Lapachal de Obligado.

También se encuentran en este peculiar museo, ubicado a 10 kilómetros del centro urbano, numerosos objetos que eran materiales bélicos utilizados en las guerras contra la Triple Alianza y del Chaco.

Dejá tu comentario